Salud

La pandemia de covid-19 se acerca al millón de muertos en el mundo

La pandemia de coronavirus ha dejado un total de 32.9 millones de infecciones en el mundo y casi un millón de muertos

Por  AFP .

La pandemia de coronavirus se podrá controlar con una vacuna.(Hector RETAMAL / AFP)

La pandemia de coronavirus se podrá controlar con una vacuna. | Hector RETAMAL / AFP

Hace nueve meses la detección de una nueva enfermedad causada por un nuevo virus de la familia de los coronavirus fue detectada en China. La enfermedad fue llamada Covid-19 y el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, desde entonces han cambiado la forma en que las personas se mueven y conviven en el mundo pues para evitar los contagios, se debe guardar distancia social, mantener una higiene estricta y seguir una serie de protocolos para poder hacer actividades que antes eran cotidianas y se hacían sin reparo. Hoy el mundo se enfila a una cifra tristemente célebre: casi un millón de muertos a causa de la covid-19 en distintos países (hasta el último balance de la AFP, este domingo, van 998.463 vidas cobradas por la Covid-19)

El número de infectados se ha contabilizado en 32.9 millones en el mundo. Los países con más número de muertos son Estados Unidos con 205 mil, Brasil con 141 mil 406 muertes, India con 94 mil 503, México con 76 mil 243 y el Reino Unido con 41 mil 971.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Estados Unidos ha sido el país más golpeado por el coronavirus y Nueva York se convirtió en el epicentro de la pandemia al inicio de los contagios en el país norteamericano y esta ciudad al parecer registra un rebrote ya que por primera vez desde el 5 de junio pasado, más de 1.000 casos de contagio en un día, sin embargo, la situación es mucho mejor comparada con los eventos pasados de la crisis sanitaria. Los restaurantes en NY han abierto atendiendo al aire libre. 

Asia por su parte, ha presentado un repunte en la ciudad más importante de Birmania, Rangún, que que hace temer a los médicos que se constaten miles de casos nuevos en los próximos días.

En Australia, la ciudad de Melbourne, la segunda más grande está a punto de relajar sus restricciones y toque de queda nocturno activo está a punto de levantarse a dos meses de haber sido impuesto por las autoridades. De acuerdo a la AFP, este domingo, en todo el estado solamente se constataron 16 nuevos contagios y dos muertes, en tanto el número de casos activos cayó por debajo de los 400 por primera vez desde el pasado 30 de junio.  

Los 5 millones de habitantes de Melbourne en lo sucesivo podrán dejar sus hogares en cualquier momento del día, ya sea para trabajar, hacer deporte o ir de compras. Pero deberán mantenerse en un radio de cinco km alrededor de sus casas, so pena de sufrir una multa de casi 5.000 dólares australianos (3.000 euros, unos 3.500 dólares estadounidenses). 

"Nadie tiene derecho de echar a perder lo que los habitantes de Victoria han hecho, y de propagar potencialmente la enfermedad", indicó Daniel Andrews, primer ministro del estado de Victoria, del cual Melbourne es capital. 

En Europa, las restricciones se multiplican para contener los nuevos brotes. La región de Madrid, en España, se apresta a extender las restricciones en vigor a nuevas áreas. A partir del lunes, 167.000 habitantes adicionales --superando así un millón de personas-- solamente podrán salir de sus barrios para ir a trabajar, al médico o llevar a sus niños a la escuela. 

En el Reino Unido, casi la mitad de Gales estará en confinamiento local: a partir de las 18H00 de este domingo, estará prohibida la entrada o salida en las ciudades de Cardiff y Swansea, salvo razones profesionales o estudiantiles. 

En Francia, un colectivo de médicos pidió implementar "desde este fin de semana medidas drásticas", para evitar "una segunda oleada más difícil de gestionar para hospitales y unidades de cuidados intensivos que la primera".

En Bruselas, bares y cafeterías tendrán que cerrar sus puertas a las 23H00 (21H00 GMT) a partir del lunes. Y en Italia, los 'tifosi' se sienten muy frustrados porque, por ahora, los estadios de la península no pueden acoger a más de mil aficionados por partido.

Estas estrictas medidas provocan descontento y protestas en todo el mundo, como en Londres donde, el sábado, diez personas fueron detenidas y cuatro policías resultaron heridos en una manifestación que concentró a miles de opositores a las restricciones.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo