Selecciona tu región
Salud

Las vacunas contra Covid-19 tienen eventos adversos pero son muy bajos

Anafilaxis, síndrome de Guillain-Barré y miocarditis son algunas de las notificaciones que recibe Estados Unidos como reacciones a las vacunas contra covid-19.

Por María Sánchez

-

México.- Si bien, las vacunas contra el covid-19 se consideran seguras para su uso en la población humana, toda vez que han sido sometidas a estrictos estudios y controles de calidad durante su creación y fabricación, es posible que una vez aplicadas en personas susceptibles a la inmunización, puedan generar algunas manifestaciones clínicas, sean estos eventos solamente efectos secundarios leves o se trate de reacciones adversas más severas, que en cualquier caso, resultan ser poco probables en el amplio universo de vacunados, pero no por ello menos importantes.

En países como Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) registran los eventos adversos reportados por las personas, en cualquiera de las opciones vacunales utilizadas por ellos, para luego investigar si se debió o no a la vacuna la afección reportada por los pacientes. De acuerdo con el organismo, la intención es que si se encuentra que la vacuna es la causa, se inste a las farmacéuticas a mejorarlas.

La presencia de reacciones alérgicas 

Entre los efectos adversos asociados a vacunas, está la anafilaxia, según la CDC, esta ocurre posterior a la vacunación contra el covid-19 de manera poco frecuente, “con aproximadamente 5 casos por cada millón de personas vacunadas en los Estados Unidos” hasta el 6 de enero del 2022.

Este organismo de vigilancia epidemiológica comenta que, la anafilaxia, se reconoce como un tipo de reacción alérgica grave que puede ocurrir después de cualquier tipo de vacuna. Cuando sucede con las vacunas de covid-19, el personal proveedor de servicios de vacunación y atención médica están atentos a tratarla de manera efectiva e inmediata.

Leer más: Variante ómicron no da descanso al personal médico en México

Una vez se inmuniza a las personas pueden esperar un mínimo de 15 minutos y un máximo de 30 si son personas con alergias previas, luego de haber sido vacunados, justamente para observar que todo vaya bien, y en caso de presentarse una alergia o anafilaxis, el personal de salud presente pueda administrar algún medicamento que detenga el choque.

En el vecino país del norte se han vigilado este tipo de reacciones con las vacunas que contienen ARN mensajero para funcionar como la vacuna Pfizer-BioNTech y la vacuna Moderna de vector viral. 

Afectaciones cardiovasculares y nerviosas

Otro tipo de reacción que ha sido reportada por los estadounidenses que se han protegido contra el covid-19 es el síndrome de trombosis-trombocitopénica (TTS) después de recibir la vacuna con la marca Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen).

Hasta el 6 de enero se habían aplicado al menos 17.7 millones de vacunas de esta casa farmacéutica en Estados Unidos, y en total se notificaron al Sistema para Reportar Eventos Adversos a las Vacunas (Vaers) solamente 57 casos. 

Cabe señalar, antes de proseguir con más ejemplos los informes de efectos adversos, que aun cuando se han notificado después de la vacunación, no todos están directamente asociados a esta, aun así las autoridades sanitarias las investigan y dan seguimiento hasta hallar las causas y reportarlas. 

Efectos en sistema nervioso y corazón 

Otro padecimiento asociado a las vacunas es el síndrome de Guillain Barré (SGB), este es un trastorno poco frecuente en el cual el propio sistema inmunitario de la persona daña las neuronas ocasionando debilidad muscular y a veces parálisis, que en su mayoría son recuperables. Luego de la administración de 17.7 millones de dosis de la vacuna J and J/Janssen, “hubo alrededor de 294 informes preliminares de SGB identificados en el Vaers, hasta el 6 de enero del 2022. Estos casos se han notificado principalmente alrededor de dos semanas después de la vacunación y sobre todo en hombres, muchos de ellos de 50 años de edad o más. 

Los casos de miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra el covid-19 también se presentan, pero igual son poco frecuentes. La miocarditis es una inflamación del músculo cardiaco, y la pericarditis es una inflamación de la capa exterior que recubre el corazón. La mayoría de los pacientes con miocarditis o pericarditis después de vacunarse contra el covid-19 respondieron bien a la medicación y el reposo, y se recuperaron rápidamente. Hasta el 6 de enero del 2022, el Vaers recibió 2 mil 077 informes preliminares de miocarditis o pericarditis entre personas de 30 años de edad o menos que recibieron las vacunas contra el covid-19 aplicadas en Estados Unidos.

Reportes de muertes 

Los informes de muertes que se presuman o supuestamente puedan ocurrir por causa de la vacunación contra el covid-19 han sido también poco frecuentes. De acuerdo con la CDC, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), organismo estadounidense para la vigilancia de medicamentos, vacunas y alimentos, se exige a los proveedores de atención médica que notifiquen al Vaers cualquier fallecimiento posterior a la vacunación contra el covid-19, incluso si no se sabe con certeza si se debió a la vacuna. Estados Unidos aplicó entre el 14 de diciembre del 2020 y el 10 de enero del 2022 más de 520 millones de dosis de vacunas contra el covid-19 en los Estados Unidos. Durante este periodo, el Vaers recibió 11 225 notificaciones de casos de muerte entre personas que recibieron la vacuna contra el covid-19. Los médicos de los CDC y el personal en la FDA revisan todos los informes de muertes notificados al Vaers, incluidos los certificados de defunción, los datos de autopsias y los registros médicos; se investigan los casos a profundidad antes de determinar si se ha tratado verdaderamente de una defunción a causa de la vacuna o se trató de un evento que ocurrió por otros factores o una combinación de ellos. 

A pesar de todo, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos notifican que las posibilidades de padecer un efecto adverso es siempre más bajo que quedar con secuelas de covid-19, si se padece la enfermedad grave.

Los Datos

Vigilancia

En México, la Cofepris, a través de la Dirección Ejecutiva de Farmacopea y Farmacovigilancia (DEFFV), configuró el sistema de notificación de reacciones adversas como la base de una farmacovigilancia que permite detectar, evaluar, comprender y prevenir los riesgos asociados a los medicamentos y vacunas en el país, manteniendo estrecha comunicación con organismos similares internacionales (Segob, 2021). 

Leer más: ¡Nuevo récord! México registra más de 47 mil contagios Covid-19 en 24 horas

Las vacunas protegen

Los CDC recomiendan a todas las personas vacunarse contra el covid-19, para evitar una posible infección grave que pueda dejar en las personas secuelas permanentes. (CDC, 2021). 

Así se vio desde el espacio la erupción del volcán submarino de Tonga
Síguenos en

María Sánchez

Reportera de Investigación

Ingresé a EL DEBATE en febrero del 2019, trabajo en la redacción de Culiacán. Tengo formación en Fact Checking y periodismo de datos, curso impartido por Knight Center for Journalism en las Américas, así también, otros cursos de formación en el ámbito periodístico como uso de lenguaje inclusivo y de periodismo especializado en derecho electoral. Actualmente escribo sobre una gran diversidad de temas desde las ciencias exactas hasta humanidades, en el departamento de Investigación de DEBATE apoyándome en búsquedas rigurosas en material oficial y científico, bases de datos gubernamentales y no gubernamentales, entrevistas a personalidades públicas, del medio político, académico, expertos en temas, así como a líderes de la sociedad civil, entre otros. Mi misión es dar a los lectores artículos con información veraz, relevante, útil y novedosa de diferentes campos en un lenguaje asequible, además de sensibilizar a la población con temas referentes a lo humano. Mi formación lo respalda. Estudié la licenciatura en química farmacéutica bióloga y una maestría en ciencias con orientación a la biotecnología ambiental en la Universidad Autónoma de Sinaloa. En 2020 recibí dos seminarios en el centro Transpersonal de Buenos Aires, Argentina, uno denominado Vínculos y emociones y otro más sobre Psicología y espiritualidad. Tomé un Diplomado para la Paz Aplicada impartido en Culiacán por la Universidad de San Diego, California, en 2018 y más tarde en 2019 participé como colaboradora en el proyecto de investigación “Todos tenemos una historia”, formando parte de la Comisión Ciudadana de la Memoria en Culiacán, organizada por el Instituto Transfronterizo de dicha universidad y como líder de equipo de investigación. Dediqué más de tres años de labor docente en el Tecnológico de Monterrey Campus Sinaloa, donde me formé en educación y participé en la elaboración de proyectos y documentos académicos. Formé parte de la Red de Educadores Ambientales de Sinaloa (REAS), donde participé en la elaboración del marco conceptual de la organización y su plan de trabajo. Tengo la intención de seguirme preparando y crecer en compañía de mis compañeros en EL DEBATE, y continuar haciendo con ellos las alianzas que nos han integrado como un equipo sólido dentro de la empresa.

Ver más