Salud

Lo que dice la OPS acerca del dióxido de cloro

El dióxido de cloro, un gas utilizado como blanqueador en plantas de tratamiento de agua y fábricas de papel, y el hipoclorito de sodio, un desinfectante comercializado como lejía o lavandina doméstica, podrían ser tóxicos si se ingieren, indica la Organización Panamericana de la Salud

Por  Juan Leyva

El uso de dióxido de cloro puede acarrear otros problemas de salud.(Pixabay)

El uso de dióxido de cloro puede acarrear otros problemas de salud. | Pixabay

México.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han advertido acerca del  uso de productos de cloro como tratamientos para Covid-19. 

La OPS advierte que no recomienda utilizar productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio por vía oral o parenteral (intravenosa, intraarterial, intramuscular y subcutánea) en pacientes con sospecha o diagnóstico de COVID-19, ni en ningún otro caso, porque no hay evidencia sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La Organización Panamericana de la Salud recomienda que la población evite consumir productos que contengan dióxido de cloro o sustancias relacionadas y que toda la comercialización de dichos productos con fines terapéuticos se informe a las autoridades.

Desde el comienzo de la pandemia por COVID-19 este año, “se han promovido en el mercado numerosos productos que contienen dióxido de cloro o derivados, solos o en combinación, que indican falsamente tener propiedades curativas para la COVID-19 e incluso otras dolencias asociadas”, señala la OPS en el documento.

El dióxido de cloro, un gas utilizado como blanqueador en plantas de tratamiento de agua y fábricas de papel, y el hipoclorito de sodio, un desinfectante comercializado como lejía o lavandina doméstica, podrían ser tóxicos si se ingieren y pueden causar una variedad de efectos adversos.

Los ministerios de Salud y autoridades reguladoras de al menos nueve países de las Américas, incluyendo la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), junto con redes de centros de control de intoxicaciones y la Red Argentina de Centros de Información de Medicamentos (RACIM), han emitido alertas sobre los peligros para la salud del consumo de dióxido de cloro o clorito de sodio y han advertido sobre la comercialización de productos “milagrosos” no probados para prevenir o tratar la COVID-19.

La OPS recomienda que las autoridades de salud faciliten la notificación de eventos adversos relacionados con estas sustancias y emitan “las alertas y acciones reglamentarias necesarias, incluidas posibles sanciones, para evitar la recurrencia de eventos similares”. 

Te puede interesar: 

El dióxido de cloro no sirve contra el coronavirus

Advierten contra afirmaciones falsas y peligrosas de que el cloro puede tratar a la COVID-19

Bolivia enjuiciará a los que ofrezcan dióxido de cloro como cura de la COVID-19

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo