Salud

Los adultos mayores también deben tener buen control y prevención del VIH

Las personas mayores también podrían sentir vergüenza de realizarse pruebas serológicas por temor a lo que pudieran pensar 

Por  Juan Leyva

Los adultos mayores deben protegerse y recibir tratamiento contra el VIH(Imagen de Rudy and Peter Skitterians en Pixabay)

Los adultos mayores deben protegerse y recibir tratamiento contra el VIH | Imagen de Rudy and Peter Skitterians en Pixabay

Actualmente un diagnóstico de VIH no significa una sentencia de muerte. Las personas con VIH que reciben tratamiento pueden incrementar la esperanza de vida de manera significativa.

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, los adultos mayores que viven con VIH, deben tener las mismas precauciones que las personas a cualquier edad. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Generalmente el riesgo de contagio de VIH se asocia con los jóvenes al ser el grupo de edad más sexualmente activos, pero los adultos mayores también son vulnerables al contagio

De acuerdo a la especialista de Prosalud de Cuba, Mirna Villalón, cuando un adulto mayor va a revisión médica por un malestar, generalmente no se piensa que puede ser VIH y se pierde tiempo en el diagnóstico

Otras personas mayores también podrían sentir vergüenza de realizarse pruebas serológicas por temor a lo que pudieran pensar. 

Algunos factores relacionados con la edad pueden exponer a las personas mayores al riesgo de contraer el VIH. Por ejemplo, el adelgazamiento y la resequedad de la vagina por causa de la edad pueden aumentar el riesgo de infección por el VIH en las mujeres mayores. Las personas mayores podrían también ser menos propensas a usar condones durante las relaciones sexuales porque están menos preocupadas por el embarazo.

Los CDC explican que todas las personas de 13 a 64 años de edad deben realizarse una prueba de detección de VIH al menos una vez como parte de una rutina de salud. Las personas mayores de 64 años pueden someterse a estudios de detección si tienen actividades de riesgo de contagio. 

En las personas mayores, las señales de infección por el VIH pueden tomarse equivocadamente por síntomas del envejecimiento o de afecciones geriátricas. Como consecuencia, es posible que los análisis para diagnosticar la afección que presentan no incluyan la prueba de detección del VIH.

Por estas razones, es más probable que a muchas personas mayores se les diagnostique la infección por el VIH en una etapa avanzada. Diagnosticar el VIH en una etapa tardía también significa un comienzo tardío del tratamiento con medicamentos contra el VIH y posiblemente más daños en el sistema inmunitario.

El tratamiento con medicamentos contra el VIH se recomienda para todas las personas seropositivas. Como es el caso con cualquier persona con el VIH, la selección de un régimen de tratamiento contra el VIH para una persona mayor se basa en las necesidades individuales de cada persona.

Sin embargo, los siguientes factores pueden complicar el tratamiento del VIH en personas mayores.

  • Algunos padecimientos, como la enfermedad del corazón o el cáncer, que son comunes en las personas mayores y exigen atención médica adicional.
  • Los efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH y de otros medicamentos, que podrían ocurrir con mayor frecuencia en las personas mayores con el VIH que en las personas más jóvenes con el VIH.
  • El mayor riesgo de interacciones medicamentosas en una persona mayor que toma medicamentos contra el VIH y medicamentos para otra afección.
  • Los cambios relacionados con la edad que pueden afectar la capacidad de una persona mayor para pensar o recordar, lo que puede dificultarle ceñirse al régimen de tratamiento del VIH.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo