Salud

Los alimentos que puedes ofrecer a tu bebé a partir de los seis meses

Los desayunos de los bebés a partir de los seis meses de edad deben ser naturales y sin azúcar añadida, sin dejar de ado la leche materna

Por  Juan Leyva

La comida los primeros meses de vida del bebé debe ser natural y libre de azúcares.(Freepik: cookie_studio)

La comida los primeros meses de vida del bebé debe ser natural y libre de azúcares. | Freepik: cookie_studio

México.- Al cumplir los seis meses de edad, los bebés pueden comenzar a consumir otro tipo de alimentos distintos a la leche materna. Se recomienda que los niños comiencen a comer por separado las verduras primero para que puedes identificar en caso de que exista alguna alergia.  

Se debe recordar que la introducción de alimentos para los bebés debe ser poco a poco ya que así le das oportunidad al bebé de identificar los sabores y texturas. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Los alimentos básicos para que los bebés comiencen a consumirlos son:

Las papillas de arroz sin gluten, el arroz y las frutas; generalmente se comienza con la naranja, manzana, pera, plátano y evitar a esta edad las frutas que pueden ser más alergénicas como las fresas y melocotones. 

Se debe continuar con las verduras y hortalizas como tomate hervido, sin piel ni semillas, ya en el octavo mes se pueden otorgar la col, repollo, apio, y navos. 

No debes olivdar el agua, pollo y pavo. La ternera puede ser ofrecida al bebé a partir de los 6 o 7 meses y el pan y galletas tipo María a partir del séptimo mes. 

En el noveno mes se recomienda pescado blanco, lenguado, merluza y gallo. A partir de esta edad puedes ofrecer puré de verduras poco a poco. 

El yogur puede ofrecerse a partir del noveno mes. 

Es importante que la comida de los bebés durante los primeros años de vida sea libre de azúcar. 

De acuerdo a Miguel Ángel Orozco Sánchez, del IMSS Jalisco, “Debemos iniciar la introducción de alimentos con algo sencillo, como zanahoria o manzana, haciendo papillas o incluso dándolas nada más raspadas. La idea es que el alimento sea lo más natural posible, sólo la fruta o la verdura, sin agregar mieles, jarabes o azúcares o sustitutos, queriendo como padres o tutores, mejorar el sabor”. 

Los adultos, detalló, ya estamos acostumbrados a consumir productos muy saborizados, por lo que al probar las papillas podrían considerarse desagradables, pero ese no es el caso de los bebés, a quienes hay que permitirles conocer el sabor íntegro de los alimentos.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo