Salud

Los antinutrientes se encuentran de manera natural en los alimentos y también ofrecen beneficios a la salud

Los antinutrientes se encuentran de manera natural en los alimentos y pueden interferir en la absorción normal de nutrientes, pero aún así dan beneficios a la salud

Por  Juan Leyva

Los alimentos contienen llamados antinutrientes que pueden interferir en la absorción de nutrientes pero que al final del día ayudan a mejorar la salud.(Freepik)

Los alimentos contienen llamados antinutrientes que pueden interferir en la absorción de nutrientes pero que al final del día ayudan a mejorar la salud. | Freepik

Dentro de la dieta existen los llamados antinutrientes, que se encuentran de manera natural dentro de los alimentos y aunque su nombre pueda causar un poco de temor, lo cierto es que al final del día resultan ideales para la prevención o disminución del riesgo de desarrollar ciertas afecciones de salud. 

Los antinutrientes se encuentran tanto en alimentos de origen animal como de origen vegetal y pueden interferir con la absorción correcta de los nutrientes, por ello son llamados antinutrientes. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Los antinutrientes se generan de manera natural en las plantas como un mecanismo de defensa contra infecciones como hongos, parásitos y en algunos casos estos son encargados de evitar que las plantas sean comidas por animales. Los antinutrientes pueden dar un sabor amargo o bloquear la digestión de las semillas. 

Lee mas: ¿Para que sirve la Vitamina D?

De acuerdo a un Jill Joyce, profesora de nutrición de la Universidad Estatal de Oklahoma para The Coversation, los antinutrientes se consideran alimentos funcionales que dan múltiples beneficios para la salud humana. 

Estos son los principales antinutrientes y cómo interfieren en la absorción de nutrientes y qué beneficios otorgan para la salud humana. 

  • Lectinas

Esta sustancia se encuentra en algunos vegetales como los frijoles, el maní y la soya, además de estar presente en granos integrales, puede interferir en la absorción de calcio, hierro, fósforo y zinc. 

Los beneficios que se obtienen de su ingesta es que se asocia a un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes, también puede ser útil para reducir el riesgo de desarrollar cáncer y sobrepeso.  

Lee más: La yema o la clara, qué parte del huevo es más nutritiva

  • Glucosinolatos

Esta sustancia está presente en algunos alimentos de la familia de los crucíferos dentro de los cuales se encuentran el brócoli, coles de Bruselas y el repollo. Los glucosinolatos intervienen en la absorción del yodo que posteriormente puede interferir en el desarrollo de la función tiroidea y causar  bocio. Pero entre sus beneficios están el inhibir el crecimiento de células tumorales. 

  • Oxalatos

Los oxalatos se encuentran mayormente en las verduras de hoja verde, además de en la remolacha, el té, naranjas, entre otros. Esta sustancia interviene en la correcta absorción del calcio y aumentar el riesgo de cálculos renales. Los oxalatos son uno de los antinutrientes que más impacto negativo tienen en el organismo humano. 

  • Fitatos 

Los granos enteros, semillas y legumbres contienen fitatos, una sustancia que disminuye la absorción de minerales esenciales como  el hierro, zinc, magnesio y calcio, pero pueden ayudar en cambio a aumentar la función inmunológica y a eliminar, reducir crecimiento y diseminación de células cancerosas.  

  • Saponinas

Las saponinas se encuentran mayormente en legumbres y cereales integrales que evitan la correcta absorción normal de nutrientes. Puede ayudar a estimular el sistema inmunológico, reducir el riesgo de cáncer y bajar el colesterol. 

  • Taninos

Los taninos se encuentran dentro del té, café y legumbres. Estas pueden dificultar la absorción de hierro. Entre los beneficios se encuentran la inhibición del crecimiento de las bacterias, virus, hongos y levaduras. 

Los especialistas indican que algunos antinutrientes como las saponinas se eliminan con el calor, durante el remojo o escaldado, por ello se recomienda remojar los frijoles, garbanzos y otras legumbres. Los fitatos, lectinas y glucosinolatos se pueden quitar o desactivado r remojo, germinación o hervir los alimentos antes de comerlos.

La especialista recalcó que los antinutrientes no son motivo de preocupación a menos que se consuman en cantidades extremadamente altas y que estas no son tan realistas dentro del consumo humano de alimentos. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo