Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Es importante que midas tu presión sanguínea con regularidad. Foto: Pixabay

Es importante que midas tu presión sanguínea con regularidad. Foto: Pixabay

Salud

Los ejercicios que pueden hacer si padeces presión baja

La presión baja de no debe ser un motivo para dejar de realizar ejercicio físico

Por: Juan Leyva

El ciclismo es una de las actividades más recomendadas. Foto: Pixabay

El ciclismo es una de las actividades más recomendadas. Foto: Pixabay

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes arteriales en cada latido del corazón. Ya hemos hablado sobre la hipertensión en artículos anteriores, sin embargo pocas veces se aborda el tema de la presión baja, a esta también se le conoce como hipotesión.

Es importante recalcar que en algunas personas no ocasiona problemas, sin embargo en otras puede ocasionar mareos, desmayos y en casos graves hasta la muerte. Si tienes un valor de presión arterial de 90/60 o menor, se considera presión arterial baja.

Las causas de la presión arterial baja pueden abarcar desde deshidratación hasta trastornos médicos o quirúrgicos graves. Es importante determinar qué provoca la presión arterial baja para poder tratarla.

La presión baja de no debe ser un motivo para dejar de realizar ejercicio físico, al contrario este es una manera de regularlo. Debes tomar en cuenta que debes realizarlos en supervisión de un experto. Practicar el running, por ejemplo, ayudaría a activar la circulación y fortalecer el corazón. 

Síntomas

En algunas personas, la presión arterial baja es una señal de un problema oculto, en especial cuando baja de repente o está acompañada de signos y síntomas como:

  • Mareos o aturdimiento
  • Desmayos (síncope)
  • Visión borrosa
  • Náuseas
  • Fatiga
  • Falta de concentración

En caso que quieras retomar tus actividades físicas después de haberte diagnosticado presión baja, estos son los que puedes realizar. 

  • Correr: Ayuda a fortalecer el corazón, estabiliza la presión aumentando el rendimiento del órgano cardíaco. 
  • Gimnasia. Si te decides por este ejercicio, debes tomar en cuenta que no deberás cambiar de posturas bruscamente y no es recomendable realizar ejercicios que te mantengan de cabeza. 
  • Ciclismo. Este ejercicio ayuda a mantener activa la parte inferior del cuerpo, ayudando a la circulación fluya hacia la cabeza. 
  • Bailar y nadar también son recomendables para personas que padecen de la presión baja. 

Toma en cuenta

Si tienes presión baja y quieres comenzar a realizar ejercicio debes tomar en cuenta algunas consideraciones, por ejemplo, comienza poco a poco la actividad, realízalos de tres a cinco veces por semana con sesiones que tengan una duración de 30 a 50 minutos. 

Conforme pase el tiempo y seas constate tu cuerpo comenzará a adquirir resitencia y se adaptará a esta nueva rutina de actividad. Siempre debes calentar antes de comenzar, ir de menos a más para evitar mareos. 

Evita ejercicios que impliquen cambiar de postura rápidamente, trata de evitar poner la cabeza por debajo del nivel del corazón y entrenar a temperaturas muy elevadas. 

En esta nota:
  • Presión baja
  • Ejercicio físico
  • Actividad física