Salud

Los mocos luchan contra las bacterias; las hacen inofensivas

Un estudio de Estados Unidos encontró que una sustancia de los mocos puede ayudar a combatir bacterias sin crear resitencia antimicrobiana

Por  Juan Leyva

Los mocos luchan contra las bacterias; las hacen inofensivas(<a href=Foto de Niños creado por freepik - www.freepik.es)" data-full="/__export/1571244203470/sites/debate/img/2019/10/16/mocos_contra_las_bacterias_1_crop1571244154365.jpg_630872113.jpg" data-size="w:5760,h:3248" />

Los mocos luchan contra las bacterias; las hacen inofensivas | Foto de Niños creado por freepik - www.freepik.es

Estados Unidos.- Los mocos podrían formar parte de una lucha contra las bacterias ya que los polímeros que lo conforman previenen la adhesión bacteriana a las superficies y podrían ayudar a prevenir el crecimiento de biopelículas. 

Las biopelículas son capas viscosas en las que crecen las bacterias y representan un peligro para la industria y hospitales. Cuando una biopelícula de adhiere a una superficie es difícil de erradicar.

Una investigación del Instituto Tecnológico de Mssachusetts (MIT por sus siglas en inglés), encontró que los polímeros que se encuentran en el moco, estos polímeros conocidos como mucinas, pueden atrapar bacterias y evitar que se agrupen en una superficie, haciéndolas inofensivas. 

“El moco es un material que se ha desarrollado durante millones de años de evolución para gestionar nuestras interacciones con el mundo microbiano. Estoy seguro de que podemos encontrar inspiración en él para nuevas estrategias para ayudar a prevenir infecciones y colonización bacteriana ”, dice Katharina Ribbeck, profesora asistente de desarrollo de carrera de Eugene Bell de Ingeniería Biológica y autora principal del artículo, que aparece en el 8 de noviembre. Edición en línea de la revista Current Biology.

mocos contra las bacterias.
Mocos contra las bacterias. Foto: Foto de Niños creado por freepik - www.freepik.es

La mucina está siendo estudiada por el MIT para su implementación en dispositivos médicos y en el área de higiene personal y podrían incorporarse en un futuro en productos como pasta de dientes o enjuague bucal puede complementar las propias defensas del cuerpo.

Una ventaja de usar mucinas como recubrimientos antimicrobianos es que la sustancia desarma las bacterias patógenas sin matarlas. Esto hace que sea menos probable que las bacterias puedan desarrollar resistencia a las mucinas, como lo hacen con los antibióticos.