Salud

Los niños también pueden tener mal de orín

Una ITU no siempre provoca síntomas, y un niño muy pequeño no puede expresar su incomodidad. Esté atento a estas señales comunes

Por  New York Times

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Estados Unidos.- No solo los adultos son susceptibles a las infecciones del tracto urinario o mal de orín (ITU).  Pueden ocurrir en los niños, e incluso en los bebés, si las bacterias entran el tracto urinario, con frecuencia desde los intestinos.

Cualquier niño puede contraer mal de orín. Pero algunos niños son más propensos que otros, y las chicas las desarrollan con una mayor frecuencia que los chicos.

Una ITU no siempre provoca síntomas, y un niño muy pequeño no puede expresar su incomodidad. Esté atento a estas señales comunes. 

Antes de los dos años Fiebre; llame al médico si su bebé tiene una fiebre de  38 ºC o más. Vómitos o diarrea. Actúa irritable. No quiere comer. Niños mayores

Dolor o ardor al orinar. Orinar o intentar orinar con frecuencia. Orina con un color extraño y/o que huela mal. Dolor en la zona lumbar o en la parte baja del abdomen. Fiebre. Una vez se confirma una infección con un análisis de orina, los antibióticos la curan. Asegúrese de administrar todo el medicamento según las indicaciones.

Aunque la ITU promedio no es peligrosa, no recibir un tratamiento pronto puede serlo. Por eso, la mayoría de los médicos harán que se inicien los antibióticos incluso antes de recibir los resultados de un análisis de orina. Un retraso de apenas dos o tres días en el tratamiento puede dañar a los riñones.

Para ayudar a evitar las ITU, asegúrese de que los niños vayan al baño cuando lo necesiten, y hable con ellos para que no aguanten la orina. Asegúrese de que beban bastantes líquidos: recuerde que la orina elimina bacterias nocivas.