Salud

Los primeros auxilios en un ataque cerebrovascular

Ante sospecha de un ACV, primero debes asegurarte de llamar a emergencias y después aplicar los primeros auxilios

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa pixabay.com

Foto ilustrativa pixabay.com

Un accidente cerebro vascular (ACV) ocurre cuando se forma una hemorragia en el cerebro o cuando la sangre no circula de manera adecuada hacia este órgano. Esto ocasiona que en unos minutos el cerebro comience a fallar debido a que las neuronas no reciben los nutrientes escenciales. 

De ahí la importancia de que las personas que sufren un ACV reciban atención médica de inmediata para minimizar los riesgos o secuelas. En ocasiones no es posible tener acceso a un hospital de forma inmediata, por ello es importante que sepas los primeros auxilios tras un ACV

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Lo primero que debes hacer es llamar al servicio de emergencias. Mientras llega la atención médica verifica si la persona se encuentra inconsciente y no responde cuando se le habla, luego colócala boca arriba y eleva el mentón con la mano, comprueba si respira colocando tu oído junto a su boca, si no respira deberas aplicar reanimación. 

Foto pixabay.com

Mediante la reanimación cardiopulomnar se puede salvar la vida de una persona con parada cardiorrespiratoria, lo ideal es tomar un curso de primeros auxilios, pero existen técnicas básicas útiles para todos y que en una emergencia pueden salvar una vida. 

La RCP consta de dos fases que se van alternando:

  • Compresiones torácicas: Estas mantienen la circulación sanguínea.
  • Respiración boca a boca: Con ella, se consigue aportar oxígeno a la víctima.
  • En primer lugar, haremos las compresiones torácicas para que la sangre siga fluyendo por los órganos. Para ello, debemos arrodillarnos junto al paciente y colocar el talón de las manos —el carpo— en el centro del pecho de la víctima. Después, se debe colocar el talón de la otra mano sobre la primera y entrelazar los dedos. Con un ritmo de 100 a 120 compresiones por minuto, haremos 30 compresiones.

A continuación, tenemos que hacer la respiración boca a boca o insuflaciones de rescate. Se deben realizar dos y ver cómo se infla el pecho para valorar que lo estamos haciendo correctamente.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo