Salud

Más de un 40 por ciento de antibióticos quizá se recetan de forma 'inadecuada'

Con frecuencia los médicos recetan antibióticos por precaución, porque no pueden determinar si una infección es viral o bacteriana

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa.(Pixabay)

Foto ilustrativa. | Pixabay

Estados Unidos.- Cuando su médico le receta un antibiótico, hay un 43 por ciento de probabilidades de que no sea necesario, encuentra un estudio reciente.

"Aunque ha habido mucha investigación sobre las recetas inadecuadas, nuestros hallazgos sugieren que quizá sigamos subestimando la proporción de recetas que son inadecuadas", señaló el autor principal, Michael Ray, investigador del Colegio de Farmacia de la Universidad Estatal de Oregón.

El problema de las recetas excesivas de antibióticos es doble. En primer lugar, pueden provocar graves efectos secundarios. En segundo lugar, y lo más importante, es que inundar el mundo con antibióticos ha resultado en un número siempre creciente de bacterias resistentes a los antibióticos, es decir, gérmenes que los antibióticos actuales no pueden matar.

Las recetas inadecuadas de antibióticos podrían estar incluso más desenfrenadas de lo que estos datos muestran, advirtió Ray. "Como la resistencia a los antibióticos es un problema de salud tan generalizado, es importante limitar las recetas inadecuadas todo lo que podamos", planteó.

Usando información de la Encuesta nacional de atención médica ambulatoria, Ray y sus colaboradores recolectaron datos sobre más de 990 millones de visitas al médico en Estados Unidos desde 2015.

De éstas, se recetó un antibiótico en unos 130 millones (un 13 por ciento). Usando los códigos de diagnóstico, los miembros del equipo de Ray pudieron determinar si esas recetas eran adecuadas o inadecuadas.

Encontraron que un 57 por ciento de las recetas de antibióticos se administraron con buenos motivos, pero que un 25 por ciento fueron inadecuadas. No se pudo determinar, a partir de estos datos, si el 18 por ciento restante fueron adecuadas o inadecuadas, anotaron Ray y su equipo.

Entonces, un 43 por ciento de las recetas podrían ser potencialmente inadecuadas, dijeron los investigadores.

Ciertas personas fueron más propensas a recibir unos antibióticos potencialmente innecesarios que otras. Los datos revelaron que alrededor de un 20 por ciento de las personas de a partir de 18 años recibieron antibióticos sin una indicación documentada, en comparación con un 8 por ciento de los niños.

Los pacientes que pasaron más tiempo con su médico fueron más propensos a recibir un antibiótico sin una indicación: un 15 por ciento en las visitas más cortas, frente a un 21 por ciento en las visitas más largas.

Además, un 22 por ciento de los pacientes con afecciones crónicas fueron más propensos a recibir un antibiótico sin una indicación, en comparación con un 14 por ciento de los pacientes sin una enfermedad crónica.

Los médicos de atención primaria fueron mucho menos propensos a recetar antibióticos sin una indicación (un 12 por ciento) que los especialistas, que recetaron los fármacos hasta un 29 por ciento de las veces.

medicamentos antibióticos.
medicamentos antibióticos.

Los antibióticos pueden curar una infección provocada por una bacteria, pero no ayudan en una provocada por un virus, explicó el Dr. Marc Siegel, profesor de medicina en el Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Dijo que con frecuencia los médicos recetan antibióticos por precaución, porque no pueden determinar si una infección es viral o bacteriana.

Además, algunos médicos se sienten presionados por los pacientes para que administren algún tipo de tratamiento, y recetan un antibiótico para que el paciente sienta que se ha hecho algo, comentó Siegel, que no participó en el estudio.

El resultado de las recetas excesivas ha sido el desarrollo constante de bacterias que son resistentes a los antibióticos, lamentó.

Un problema en particular es "un hongo nuevo que hay por ahí, la RSC [rinosinusitis crónica]", dijo Siegel. Esta infección de los senos nasales "es muy difícil de tratar. Y es muy ubicua".

Siegel prevé que seguirán apareciendo nuevos gérmenes resistentes a los antibióticos. "Estamos llegando a una situación en que están surgiendo más gérmenes intratables o difíciles de tratar", indicó. "Ya pasaron los tiempos en que la única arma necesaria era la penicilina".

Pero no están apareciendo nuevos antibióticos, advirtió Siegel.

"Seguimos usando antibióticos que se desarrollaron en los 80", dijo. "Los antibióticos solo se usan cuando uno está enfermo. No es un fármaco de uso diario, así que no generan muchos ingresos a las farmacéuticas. Las compañías farmacéuticas no tienen muchos incentivos para explorar y encontrar nuevos antibióticos".

El consejo de Siegel es buscar a médicos que sepan discernir bien. "No vaya a buscar pastillas, vaya a buscar respuestas, y no ponga en duda a un médico que decida que lo que usted tiene es un virus", añadió.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo