Salud

Mueren cerca de 40 burros por influenza en Riverside, California

Los burros son los animales equinos más suceptibles a la infección por influena, sobre todo cuando no están vacunados

Por  Juan Leyva

La población de burros, caballos y mulas no vacunados son más vulnerables.(Pixabay)

La población de burros, caballos y mulas no vacunados son más vulnerables. | Pixabay

Estados Unidos.- Al menos 40 burros salvajes han muerto en el condado de Riverside, California, Estados Unidos a consecuencia de la influenza equina, de acuerdo al Departamento de Servicios para Animales del condado. Las muertes han sido registradas cerca de Reche Canyon, una localidad cercana de Moreno Valley y Colton. 

De acuerdo a John Welsh, portavoz del Servicio para Animales dijo que los burros son más susceptibles a la influenza ya que no están vacunados.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La influenza equina es una infección viral que se encuentra en las vías superiores de los caballos, pero también en los burros y mulas. Esta enfermedad es altamente contagiosa entre la comunidad equina y se transmite de la misma manera que la influenza en los humanos;  a través de gotitas en aerosol y al toser, según la Asociación Estadounidense de Equinos. 

De acuerdo a DonkeyLand, un centro de rescate para burros, unos 22 animales fueron acogidos para ser tratados por la enfermedad y hasta el viernes, todos habían sido liberados. 

Dijo que el centro de rescate ha hecho un gran esfuerzo por identificar a los burros infectados de los sanos para evitar que el brote se propague, dijo la fundadora de DonkeyLand, Amber-LeVonne Cheatham, quien ayuda a rescatar y rehabilitar a muchos de los animales enfermos y moribundos.

La fiebre equina se manifiesta con síntomas como fiebre, comportamiento letárgico, altas temperaturas y ganglios linfáticos agrandados. Estos síntomas pueden aparecer en caballos jóvenes de 1 a 5 años y posiblemente más temprano en burros y mulas. Los caballos más viejos suelen tener una enfermedad más leve.

El virus no puede afectar a los humanos ni tampoco a otras especies. La infección viral en sus pulmones empeora tanto que mueren de neumonía y se asfixian. Actualmente el tratamiento para la influenza equina consiste en una vacuna no esteroidea y antibióticos para prevenir una mayor infección. 

La influenza equina

El virus de la influenza equina tiene un periodo de incubación corto, ya que los primeros síntomas suelen aparecer en los caballos comienzan unas 48 horas después de la infección y se manifiestan con signos de fiebre y excreción de grandes cantidades de virus en secreciones nasales. Los caballos y otros animales de la misma familia pueden presentar también de manera frecuente otras infecciones bacterianas secundarias. 

Se ha calculado que la tasa de morbilidad puede ser del 20% hasta el 90%, con tasas de mortalidad menores del 1%. Pueden ocurrir brotes en cualquier época del año, aunque se ha visto una cierta estacionalidad ligada a la convergencia de factores de riesgo (reuniones de caballos, tiempo frío, etc.). 

La infección se produce por contacto directo con caballos infectados, transmisión de gotas de secreciones nasales por la tos y por vía aérea. El virus tiene la capacidad de sobrevivir en ambientes húmedos durante 72 horas y en ambientes secos durante 48 horas. Tras la infección, los caballos excretan virus durante 6-7 días. Los caballos con inmunidad parcial pueden tener infección subclínica y pueden excretar virus.

Los expertos recomiendan que si se detecta un caballo enfermo, se aísle de los demás y se comience con el tratamiento veterinario de inmediato para prevenir complicaciones  y la muerte del animal. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo