Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Neumonía o bronquitis ¿cómo saber qué infección tengo?

Ambas son padecimientos del sistema respiratorio pero no deben llevar el mismo tratamiento

Los síntomas de estas dos enfermedades pueden confundir a las personas que lo padecen ya que ambas afectan de manera similar al sistema respiratorio. Ambas son graves y deben tratarse pero los mismos medicamentos no funcionan para los dos padecimientos. 

Básicamente las dos enfermedades pueden prevenirse evitando el tabaco, vacunándose contra el neumococo y la gripe. 

En primer lugar la neumonía, de acuerdo a Medlineplus, la biblioteca de Salud de Estados Unidos, es una infección en uno o ambos pulmones que puede ser causada por bacterias, gérmenes, virus y hongos. 

También se puede desarrollar al inhalar líquidos o químicos. Las personas con mayor riesgo son las mayores de 65 años o menores de dos años o aquellas personas que tienen otros problemas de salud.

Mientras que la bronquitis ocurre cuando los broquios se inflaman. Los bronquios son los conductos o tubos que llevan el aire a los pulmones. Quienes se enferman con bronquitis suelen tener tos recurrente con mucosa, también puede causar sibilancias (silbidos o chillidos al respirar), dolor o molestias en el pecho, fiebre leve y sensación de falta de aliento.

En cuestión de peligrosidad, la neumonía suele ser más grave que la bronquitis. Como ya se mencionó, recibir atención médica es fundamental en ambas enfermedades. Los síntomas ayudan a diferenciar una infección de la otra; la neumonía suele causar fiebre, dolor en el tórax, tos, y en los casos más graves, dolor muscular, dolor de huesos o falta de aire. Mientras que la bronquitis no suele dar fiebre y se caracteriza por una tos persistente. 

Otra manera de prevenir ambas enfermedades es la vacunación. La antigripal debe ponerse cada año y es recomendable para evitar que una simple gripe desencadene en neumonía que se torne más grave por el virus de la gripe. 

Otra de las vacunas que se debe tener es la del neumococo, puesto que el virus que la ocasiona está con mayor frecuencia en los casos de neumonía. Esta debe ser refozada cada cinco o seis años.