Salud

Niños con obesidad corren riesgo de presentar cuadros graves de COVID-19

Estudio clínico realizado en un hospital pediátrico de Nueva York  refleja que la obesidad se asocia significativamente con la gravedad de la enfermedad en infantes que han tenido que ser hospitalizados

Por  Itzé Coronel Salomón

Niños hospitalizados por COVID-19 en Nueva York fueron estudiados de manera  científica para conocer la manifestación clínica de la enfermedad en menores de edad.(Foto ilustrativa Shutterstock.)

Niños hospitalizados por COVID-19 en Nueva York fueron estudiados de manera científica para conocer la manifestación clínica de la enfermedad en menores de edad. | Foto ilustrativa Shutterstock.

México.- Durante los meses de marzo y abril se llevó a cabo un estudio clínico en Nueva York a pacientes pediátricos hospitalizados con diagnóstico de COVID-19.

Uno de los principales resultados de la investigación resaltó la importancia de la obesidad como un factor de riesgo independiente para la gravedad de los pacientes, ya que muchos de los niños y niñas hospitalizados en este estudio tenían obesidad o sobrepeso.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Los investigadores reportaron que la obesidad fue el factor más significativo asociado con la ventilación mecánica en niños de 2 años y mayores.

El estudio fue publicado en inglés por la revista médica Jama Pediatrics el pasado 3 de junio. Puede revelar lecciones importantes para prevenir exponer a niños con estas características en un periodo de altos contagios. 

Población del estudio

La investigación se realizó entre el 1 de marzo y el 15 de abril del 2020. 387 pacientes únicos (484 pruebas en total) de 21 años y menores fueron evaluados para el SARS-CoV-2 en el Departamento de Emergencias o en una ubicación de pacientes hospitalizados, con un total de 73 resultados positivos (15 %). Entre estos pacientes con un resultado positivo de SARS-CoV-2, 54 pacientes (74.0 %) fueron hospitalizados un día o más. 

Se incluyó a cincuenta de estos pacientes en el estudio para investigación. La mayoría de los pacientes (26) tenían un familiar adulto documentado o contacto familiar con síntomas compatibles con COVID-19 (como congestión/rinorrea, dolor de garganta, tos, fiebre o mialgia), de los cuales nueve tuvieron una exposición a un individuo con un caso confirmado de COVID-19. 

La investigación de Jama indicó que ningún niño tenía antecedentes de viajes internacionales dentro de los catorce días anteriores al inicio de los síntomas. Dos padres desarrollaron síntomas consistentes con COVID-19 mientras visitaban a sus hijos hospitalizados.

Obesidad como factor de riesgo

La comorbilidad más prevalente fue la obesidad, observada en once pacientes (22 %); otros ocho pacientes (16 %) tenían sobrepeso. La obesidad fue significativamente mayor en el grupo de enfermedad grave. Los lactantes se vieron menos afectados de acuerdo con la población estudiada.

En este artículo, se informa la epidemiología, las manifestaciones clínicas y los resultados de los pacientes pediátricos hospitalizados con COVID-19 en un hospital infantil en la ciudad de Nueva York.

Hasta ahora, el pequeño número de casos es consistente con los datos que sugieren que los niños tienen una enfermedad menos grave que requiere hospitalización en comparación con los adultos, explicaron. 

La mayoría de los pacientes se agruparon dentro de un periodo de incubación a partir de la implementación del NPI, que es el sistema de identificación de proveedores de atención médica adoptado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EUA en toda la ciudad, y la disminución del número de casos podría indicar la eficacia de estas medidas. 

Se contagian por visitas a familiares

Es importante señalar que muchos pacientes tenían contactos familiares con enfermedades al momento de la admisión, lo que sugiere una transmisión familiar. Sin embargo, solo unos pocos de estos contactos tenían confirmación de laboratorio de SARS-CoV-2. En el estudio se hace la recomendación de implementar la expansión de las pruebas ambulatorias y un acceso más fácil a ellas. 

Dos padres desarrollaron síntomas durante la admisión de sus hijos, por lo que la vigilancia de la aparición de síntomas en los visitantes sigue siendo crucial para minimizar la exposición del personal, indica el artículo científico. 

Los síntomas del tracto respiratorio inferior y la fiebre fueron manifestaciones comunes en niños y niñas del estudio. Sin embargo, los síntomas gastrointestinales fueron una característica en muchos pacientes, como se describe en adultos.

La constelación de dolor abdominal y vómitos se observó en tres pacientes (6 %), y si la inflamación del tracto gastrointestinal puede desencadenar un cuadro clínico consistente con la apendicitis en niños debe definirse con mayor detalle, informaron los investigadores. 

Los datos pediátricos internacionales sugieren tasas más bajas de enfermedad grave por coronavirus en niños y tasas más altas de infección asintomática. 

Los factores de riesgo de enfermedad grave en poblaciones pediátricas no se han identificado claramente y la alta prevalencia de SARS-CoV-2 en Nueva York ofrece una oportunidad de describir la enfermedad pediátrica grave con más detalle el artículo de JAMA.

Sugieren que ser menor de un año es un factor predisponente para la hospitalización en los informes iniciales, que incluyen de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EUA (CDC).

Las descripciones detalladas del curso clínico, parámetros de laboratorio y hallazgos asociados con la enfermedad grave en niños y adolescentes podría ayudar a informar la práctica clínica y la preparación para la prevención y control de infecciones (IPC) en hospitales infantiles.

  • 50 pacientes pediátricos en un hospital de Nueva York integraron la población de este estudio.
  • 50 % de los niños de este estudio clínico era de origen latino.

Población

Se revisaron los registros médicos electrónicos de todos los pacientes con SARS-CoV-2. Los criterios de inclusión para la revisión detallada de la historia clínica incluyeron hospitalización hospitalaria, síntomas consistentes con COVID-19 y minoría edad.

Hospital Pediátrico

El sitio del estudio fue el NewYork-Presbyterian Morgan Stanley Children’s Hospital, un hospital para niños de atención terciaria afiliado al Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia. El artículo original está publicado en inglés y puede consultarlo en el enlace: "Children in the Eye of the Pandemic Storm—Lessons From New York City"

Te puede interesar:

Coronavirus México: Últimas noticias de hoy 8 de junio sobre el Covid 19

Ya no solo hay que cuidarse del Covid-19, ahora del dengue también

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo