Salud

Niños y ancianos más vulnerables a quemaduras por frío

En casos de extrema exposición al frío, puede haber pérdida de tejido en los dedos de las manos, los pies, orejas y punta de la nariz

Por  Juan Leyva

Foto archivo/EFE((EPA) EFE, EFEnull)

Foto archivo/EFE | (EPA) EFE, EFEnull

Niños menores de cinco años y personas de la tercera edad son más vulnerables a sufrir quemaduras en la piel por exposición al frío, indicó la dermatóloga adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) no. 14 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Ana Rosa Alvarado Rivas.

Explicó que aunque México no es un país en el que predominen las temperaturas extremas, durante la temporada invernal sí hay regiones donde las temperaturas alcanzan grados bajo cero, lo que podría afectar las pieles más delicadas e incluso las extremidades de la población más vulnerable.

“Hablamos sobre todo de esos grupos de edad, pero también de pacientes que sufren ciertas enfermedades inmunológicas, reumatológicas o circulatorias. Cuando la lesión es cutánea vemos algo parecido a una quemadura hecha por agua caliente: dependiendo del grado puede haber enrojecimiento, ardor, ampollas”.

Sin embargo, continuó la experta, si la lesión es más grave puede haber vasoconstricción en partes del cuerpo con una circulación sanguínea muy fina, como los dedos de las manos y los pies, las orejas y la punta de la nariz, lo que impediría la oxigenación celular, causaría entumecimiento y, sólo en casos extremos, la pérdida definitiva de esos tejidos.

Foto: EFE

“Los daños van a ser variables, dependiendo del tipo de exposición al frío y de qué tan prolongada fue. La gravedad va a depender de las capas que se afecten, los vasos sanguíneos u otra estructuras como folículos o glándulas”.

Alvarado Rivas recomendó a la población no exponerse a los cambios bruscos de temperatura, proteger el cuerpo con ropa abrigadora, adecuada al entorno en que viva el paciente, incluyendo orejeras, gorros, calcetines, guantes y bufandas de ser necesario, así como hidratar bien la piel para prevenir inflamación por resequedad.