Salud

Obsesión por perrhijos puede causar trastornos a humanos y canes

Al momento de elegir un perro se debe tomar en cuenta el legado biológico y cultural

Por  Juan Leyva

Los perros deben tratarse con sumo cuidado pero considerarlos

Los perros deben tratarse con sumo cuidado pero considerarlos "humanos" puede resultar negativo. | Foto: DGCS

México.- Una tendencia que se ha generalizado y arraigado entre la sociedad es el tratar a los perros como humanos y considerarlos "perrhijos", sin embargo esta tendencia puede llevar a desarrollar ciertos trastornos tanto a los humanos como a los canes, indicó Raúl Valadez Azúa, del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM. 

La relación perro-humano se estima que nació hace 20 mil años y se había mantenido casis sin cambios desde entocnes, sin embargo la corriente de los "perrhijos" introduce al animal a un esquema que no es parte de su esencia afecta su perspectiva y es incapaz de procrear, porque no reconoce a los miembros de su especie como sus pares, dijo Raúl Valadez Azúa.

Tras subrayar que hay un legado biológico y cultural que debe tomarse en cuenta al momento de decidir tener un can, recordó que “a partir de la década de los 80 los perros se convirtieron en un artículo de comercio, pues al adquirir uno también se compra gran cantidad de objetos para él; esto se reforzó cuando aparecieron películas donde eran los protagonistas. Todos querían ciertas razas, sin importar si eran las más adecuadas para las necesidades de la familia”.

En la conferencia “Ensamble vidas de perros. Acercamientos Interdisciplinarios a las presencias caninas en la historia”, en el marco del Seminario de Investigación Avanzada Estudios del Cuerpo, resaltó que los perros  son animales domésticos cuya historia se funde con la del hombre en tiempo y profundidad.

“Salvo algunos pueblos asentados en islas del Pacífico, no hay cultura o civilización en la que no estén presentes. Esta convivencia es real, con esquemas de comunicación, vínculos afectivos, alimento y espacio compartidos, cuidado mutuo, y en donde los individuos adultos reconocen a las crías del otro como seres que deben ser protegidos”. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo