Salud

Oncocercosis, historia de una enfermedad erradicada en México

La enfermedad se encuentra principalmente en algunas regiones de África y se encuentra herradicada de México desde el año 2015

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa.(Pixabay)

Foto ilustrativa. | Pixabay

México.- La oncocercosis es una enferemdad causada por un parásito que se transmite a los humanos debido a la picadura constante de moscas negras infectadas. Entre sus síntomas se encuentran prurito intenso, afecciones cutáneas desfigurantes y discapacidad visual, que puede llegar a la ceguera permanente. 

La enfermedad se encuentra principalmente en algunas regiones de África y se encuentra herradicada de México desde el año 2015, siendo el tercer país en América Latina en recibir la verificación de eliminación de la  oncocercosis por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En Méxic, los focos endémicos en el país se ubicaron en dos estados: una zona en el estado de Oaxaca y dos zonas en el estado de Chiapas. El Sur de Chiapas fue el más afectado, con 559 comunidades. La  población en riesgo en México representó el 30% de la población regional, aproximadamente 170,000 personas, indicó MSD. 

Para lograr la erradicación de la enfermedad, MSD implementó el El Programa de Donación Mectizan (PDM) empezó en 1989, en los primeros años solo se daba ivermectina a los enfermos, en 1994 se comenzó a dar tratamiento masivo semestralmente.

MSD donó y seguirá donando la ivermectina a los países que la requirieran a través del Programa de Donación de Mectizan (PDM). En 2001 se logró que más del 85% de la población mexicana afectada por la enfermedad recibiera la medicación con ivermectina. Y en 2012, el último foco ubicado en el Sur de Chiapas inició su período de tres años de Vigilancia Epidemiológica Post-Tratamiento (VEPT).

Cómo de transmite

La oncocercosis se transmite a través de la picadura de la hembra de la mosca negra, que se reproduce en ríos de corriente rápida. 

El ciclo de infección comienza cuando una mosca negra pica a una persona infectada y la mosca está infectada así con formas inmaduras del gusano, denominadas microfilarias. Las microfilarias se convierten en larvas dentro de la mosca. 

Cuando la mosca pica a otra persona, las larvas pasan a la piel de esa persona, se mueven bajo la piel y forman nódulos, donde se convierten en gusanos adultos en un periodo de 12 a 18 meses. Los gusanos adultos hembra pueden vivir hasta 15 años en estos nódulos. 

La mosca negra puede transmitir parásitos. Foto: Pixabay
La mosca negra puede transmitir parásitos. Foto: Pixabay

Después del apareamiento, los gusanos hembra maduros producen huevos que se convierten en las microfilarias que abandonan el gusano. Un gusano puede producir 1000 microfilarias cada día. Miles de microfilarias se mueven a través de los tejidos de la piel y los ojos y son responsables de la enfermedad.

Por lo general, son necesarias muchas picaduras antes de que la infección cause síntomas. Por esta razón, es mucho menos probable que quienes visiten zonas afectadas desarrollen la infección.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo