Salud

Osteoartritis, la principal causa de dolor de rodilla

La osteoartritis o artrosis es una enfermedad degenerativa articular que se distingue por la destrucción del cartílago hialino que recubre las superficies óseas

Por Juan Leyva

-

La osteoartritis, también conocida como artrosis y se genera por el uso frecuente de la rodilla que genera desgaste. Esta es frecuente en adultos en la mediana edad. Esta es una de las principales causas de incapacidad por dolor de rodilla en el mundo 

Esta es una condición médica que no tiene cura, pero para el cual existen tratamientos que pueden controlar el dolor y mantenerse activo, llevando una vida satisfactoria. 

De acuerdo a la revista Arthritis & Rheumatology, los casos de artritis en el mundo han aumentado de manera considerable y se ha posicionado como una de las principales preocupaciones de salud pública en los últimos años. 

El artículo de  Arthritis & Rheumatology, señala que el aumento ha sido de 113.2 por ciento y se pasó de 247 millones 51 mil casos en 1990 a 527 millones 81 mil en 2019. 

Qué es la osteoartritis

La osteoartritis o artrosis es una enfermedad degenerativa articular que se distingue por la destrucción del cartílago hialino que recubre las superficies óseas. 

El cartílago es necesario para amortiguar y proteger los extremos de los huesos y favorecer el movimiento de la articulación. 

La enfermedad produce dolor, discapacidad y pérdida de la funcionalidad. Suele presentarse de manera más notoria en rodillas, cadera y en menor medida en la mano.

Cuando el cartílago se desgasta por completo, los huesos se frotan una contra otro. Y, para compensar la pérdida de cartílago, los huesos dañados pueden comenzar a crecer y formar dolorosos espolones.

El dolor y la rigidez son los síntomas más frecuentes de la osteoartritis de rodilla. En general, los síntomas empeoran por la mañana o luego de un período de inactividad.

Te recomendamos leer: 

Síntomas de la osteoartritis

  • Dolor. Las articulaciones afectadas pueden doler durante o después del movimiento.
  • Rigidez. La rigidez en las articulaciones puede ser más notoria al despertar o después de estar inactivo.
  • Sensibilidad. Es posible que su articulación esté sensible cuando aplicas un poco de presión sobre ella o cerca de ella.
  • Pérdida de flexibilidad. Es posible que no puedas mover la articulación en todo su rango de movimiento.
  • Sensación chirriante. Es posible que sientas una sensación chirriante al usar la articulación y que oiga chasquidos.
  • Osteofitos. Estos pedazos adicionales de hueso se sienten como bultos duros y pueden formarse alrededor de la articulación afectada.
  • Hinchazón. Esto puede producirse por la inflamación de los tejidos blandos alrededor de la articulación. 
Video viral: Mujer le da una paliza al acosador que intentó tocarla
Síguenos en
Más sobre este tema