Salud

Pandemia de coronavirus afecta los hábitos de ejercicio en usuarios de redes sociales

Cibernautas declaran hacer menos ejercicio durante la pandemia y aseguran pasar más tiempo sentados en sus trabajos

Por  María Sánchez

1/2
Un joven haciendo ejercicio en su casa.(Foto temática El Debate)

Un joven haciendo ejercicio en su casa. | Foto temática El Debate

Pandemia de coronavirus afecta los hábitos de ejercicio en usuarios de redes sociales 2

Pandemia de coronavirus afecta los hábitos de ejercicio en usuarios de redes sociales 2

Sinaloa.- De acuerdo con el Instituto de Salud Global de Barcelona, el distanciamiento social y el confinamiento en el hogar durante la actual emergencia sanitaria por coronavirus disminuyeron la actividad física de todo tipo para millones de personas en el mundo. 

Un sondeo hecho por EL DEBATE a través de las redes sociales, con la intención de conocer cómo afectó la emergencia algunos hábitos saludables de las personas, mostró cómo el ejercicio disminuyó para quienes ya lo practicaban; mientras en alimentación hubo algunas diferencias comparado con el tiempo antes de la pandemia, aumentando el consumo de comida chatarra durante la cuarentena. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la actividad física es buena para nuestra salud mental, ya que reduce el riesgo de depresión y deterioro cognitivo, retrasa la aparición de la demencia y mejora nuestro estado de ánimo general.

Ejercicio antes de la pandemia

El sondeo realizado por DEBATE fue respondido en su mayoría por mujeres jóvenes, más de la mitad sinaloenses y con una escolaridad igual o superior al grado universitario.

En la primera pregunta se indagó sobre si antes de la pandemia los usuarios de redes sociales hacían ejercicio, a lo que el 49.4 por ciento de los participantes dijo que no; y poco más de la mitad declaró que sí.

A quienes dijeron que sí se les preguntó qué tiempo dedicaban a ello [pregunta 2]. Se les dieron opciones por rango de tiempo por semana, y las opiniones se dividieron: 28.8 por ciento opinó que menos de dos horas; la misma proporción respondió que realizaba ejercicio de cuatro a seis horas por semana; un 26.6 por ciento que el tiempo dedicado a sus rutinas previo al confinamiento fue de entre dos a tres horas; y los que lo hacían de siete horas o más respondieron en un 15.5. 

En el sondeo, los participantes respondieron además si practicaban actualmente algún deporte [pregunta 4]. Así, 73 de cada cien personas dijo que no; y casi el 27 por ciento dijo que sí. Mostrándose así una baja para quienes ya realizaban ejercicio de forma regular antes de que la COVID-19 llegara a nuestras vidas. A este último porcentaje se le pidió responder abiertamente qué tipo de deporte practicaba [pregunta 4]. Puntuaron bicicleta, caminata, karate, yoga y otro tipo de ejercicio, además de danza y futbol. 

Muchas personas además declararon haber cambiado de hábitos en cuanto a su rutina de ejercicio durante la pandemia [pregunta 5], ya que la mayoría, casi el 62 por ciento, dijo que durante la emergencia le dedicaba menos de dos horas a la semana a ejercitarse; comparado con el 28.8 por ciento que respondió que hacía menos de dos horas a la semana antes de la pandemia, lo que significa que muchas personas disminuyeron su actividad física. Además, 60 por ciento de los participantes mencionó que inició una rutina de ejercicio en la pandemia [pregunta 6]. 

Recordemos que las autoridades sanitarias han hecho un llamado durante esta contingencia a mejorar nuestra salud física realizando algún tipo de ejercicio, ya que este «puede reducir la hipertensión, ayudar a controlar el peso y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo 2, distintas formas de cáncer y otras enfermedades, todas ellas que pueden aumentar la vulnerabilidad a la COVID-19», ha señalado la OMS.

Además, el confinamiento para muchas personas, tanto para niños como para adultos mayores, ha representado estrés, ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental que pueden ser canalizados con el apoyo de psicólogos, psiquiatras y terapeutas, que también recomiendan el ejercicio como un apoyo importante. 

Tiempo sedentario 

A los participantes de este sondeo se les pidió responder en una escala del uno al diez, donde uno es nada y diez es mucho, sobre el aumento de consumo de comida chatarra. Los participantes puntuaron un promedio de 4.1.

En cuanto a su aumento de consumo en plataformas digitales para ver series o programas de televisión, respondieron una media de 5.6 puntos [pregunta 10]. Además, más del 30 por ciento dedica de dos a tres horas a la semana viendo series; 28 de cada cien participantes dijo que dedica de cuatro a seis horas a la semana realizando esa actividad; y en tercer lugar, con un 27 por ciento, están quienes dedican menos de dos horas a la semana a ver series.

Quienes dedican siete horas o más ocuparon el cuarto lugar, con un 14.1 por ciento. La mayoría, 41.46 por ciento, veía entretenimiento televisivo acostado en su cama [pregunta 11]. 

El sondeo indagó también sobre los hábitos físicos en el trabajo y si este implicaba estar más de seis horas al día sentado. Más de la mitad, casi el 56 por ciento, dijo que sí. Además, el 33.3 por ciento de las personas que trabajan durante la pandemia dijo necesitar cinco horas seguidas para finalizar sus tareas laborales estando sentado.

Sobre realizar alguna actividad física del tipo de activación mientras trabajan, tal como levantarse del asiento, caminar o estirarse, un 25.8 por ciento dijo hacerlo cada hora; el 24.7 por ciento cada dos horas. Los que respondieron que nunca lo hacían fue el 22.3 por ciento.

Más del 15 por ciento dijo que lo hacía cada media hora; un 5.8 por ciento respondió que cada cuatro horas, y otro porcentaje similar declaró hacerlo en otros intervalos de tiempo. Poco más de la mitad de personas participantes en el sondeo, un 53.4 por ciento, declaró que los hábitos anteriores no cambiaron durante la pandemia; el resto dijo que sí.

  • Beneficios.- La actividad física regular beneficia a personas de todas las edades, tanto a infantes como a adolescentes y personas adultas y mayores. (ISglobal, 2020). 
  • Inicio de actividad.- La Organización Mundial de la Salud considera que algo de actividad física es mejor que nada. Las personas inactivas deben comenzar realizando pequeñas cantidades de actividad física como parte de su rutina diaria e incrementar gradualmente su duración, frecuencia e intensidad (OMS, 2017).

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo