Salud

Pandemia por coronavirus también dejaría dientes rotos o astillados

El estrés hace que se rechinen los dientes y estos se dañen, durante la pandemia el estrés ha aumentado, indican especialistas de Estados Unidos

Por  New York Times

Aumentan consultas por dientes rotos en la pandemia de coronavirus.(Pixabay)

Aumentan consultas por dientes rotos en la pandemia de coronavirus. | Pixabay

Recientes investigaciones han dado a conocer que el estrés generado por el confinamiento tras la pandemia de coronavirus ha comenzado a hacer estragos también en los dientes. Los dentistas de Estados Unidos han revelado que las consultas por dientes astillados han aumentado considerablemente durante la pandemia. 

Esto, de acuerdo a los especialistas se debe a que con el aumento de noches de insomnio y molestias estomacales, las personas tienden a rechinar sus dientes por estrés y esto hace que se rompan o astille. El doctor Todd Bertman, dentista de la ciudad de Nueva Yoirk dijo que ha comenzado a dar consulta a personas con dientes astillados, más de lo normal. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

"Sin duda hay un aumento en los casos", concurrió Avina Paranjpe, profesora de endodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad de Washington. La especialista dijo que se ha dado un aumento de un 30 a 35 por ciento de consultas por dientes astillados, tomando en cuenta las consultas hechas en la universidad y en el consultorio. 

Siguiendo las directrices de salud, Bertman y sus colaboradores cerraron su centro entre el 16 de marzo y el 18 de mayo. "Pero continuamos proveyendo teleodontología", dijo. "Atendíamos emergencias por Zoom. Incluso en ese momento comencé a ver muchos casos de dientes rotos. Y cuando reabrimos, había tantos problemas relacionados con dientes rotos que tuvimos que priorizar, y enfocarnos en gestionar esos tipos de emergencias en lugar de las limpiezas".

Bertman y Paranjpe atribuyeron la tendencia a los crecientes niveles de estrés durante la pandemia.

"El estés es el principal motivo del aumento en el porcentaje de dientes astillados", aseguró Paranjpe. Las personas están gestionando unas demandas laborales cambiantes, los miedos económicos, las necesidades sociales no satisfechas o unos problemas médicos fundamentales.

Y es probable que el estrés por la COVID-19 sea un problema común: los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. advirtieron que la ansiedad inducida por la pandemia "puede resultar abrumadora y provocar emociones fuertes en adultos y niños".

Esa emoción puede tener consecuencias dentales, advirtió Bertman. Ahora, muchos de sus pacientes que llegan con dientes rotos también reportan dolores de cabeza y en la mandíbula, anotó. Esto sugiere un aumento en el apretamiento mandibular, el rechinamiento de los dientes, los espasmos musculares y el estrés muscular.

La postura también podría estar cambiando debido a las preocupaciones por la COVID, y esto también puede afectar a la salud dental, aseguró Bertman.

"Mientras todos nos apresuramos a encontrar o crear una estación de trabajo improvisada en casa, es probable que muchos acabemos en sillas que no son cómodas, y sentados en escritorios que no están configurados para una buena postura", advirtió Bertman.

La mala postura resultante puede conducir a dolor en la mandíbula y en los músculos que controlan el movimiento de la mandíbula.

El rechinamiento de los dientes no es raro. "Y no dé por sentado que sabrá si está sucediendo", advirtió Paranjpe. Hasta que se diagnostica, "diría que un 50 por ciento de los pacientes saben que rechinan los dientes, y el 50 por ciento restante no lo sabe".

Paranjpe citó algunos otros factores que podrían contribuir al aumento en las fracturas de dientes, entre ellos la renuencia a ir al dentista durante la pandemia y/o la pérdida del seguro basado en el trabajo para cubrir los costos dentales.

¿Qué puede hacer para proteger su sonrisa?

La meditación puede ser útil para reducir el estrés generalizado, sugirió Bertman. "Lo trae al momento. Y esto puede ayudarlo a enfocarse más en su postura, algo de lo que es importante ser consciente. Cualquier cosa que pueda hacer, como estiramientos o cambiar de postura, puede ser útil".

Los protectores bucales para la noche son otra estrategia preventiva. "En general, si sabemos que un paciente rechina o aprieta los dientes, lo harían de noche, así que recomendamos un protector bucal", indicó Paranjpe.

Pero Bertman hizo una advertencia: "No se aplique ortodoncia usted mismo".

Anotó que algunas personas compran moldes por correo para los protectores bucales. Si no es un caso sencillo (y solo un dentista puede determinarlo), quizá podrían tener un problema. "En encaje incorrecto puede modificar la mordida, o provocar incomodidad, dolor y dientes flojos, así que no se diagnostique usted mismo", añadió.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo