Salud

Para vivir más, pase menos tiempo sentado

Dos expertos en la salud cardiaca creen que ese nivel de inactividad puede acabar con la vida

Por  New York Times

Foto ilustrativa. <a href=Foto de infografía creado por freepik - www.freepik.es" data-full="/__export/1547680265750/sites/debate/img/2019/01/16/sentado_conservar_salud.jpg_647215866.jpg" data-size="w:7360,h:4912" />

Foto ilustrativa. Foto de infografía creado por freepik - www.freepik.es

 Que se pongan de pie los que deseen vivir más tiempo. Los investigadores afirman que incluso unos cuantos minutos adicionales fuera del sofá cada día pueden añadir años a su vida.

 "Si tiene un trabajo o un estilo de vida que conlleva estar sentado mucho tiempo, puede reducir su riesgo de una muerte precoz al moverse con más frecuencia, durante todo el tiempo que desee y que su capacidad permita, ya sea que eso signifique una clase de spinning de alta intensidad de una hora o elegir actividades de una intensidad más baja, como caminar", planteó el autor principal del estudio, Keith Díaz.

 Díaz es profesor asistente de medicina conductual en la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

 En el nuevo estudio participaron casi 8,000 adultos estadounidenses de a partir de 45 años de edad. Cada uno utilizó monitores de la actividad física durante al menos cuatro días como parte de una investigación realizada entre 2009 y 2013. Los investigadores registraron entonces los fallecimientos entre los participantes hasta 2017.

 Los resultados: las personas que reemplazaban apenas 30 minutos de los que pasaban sentados al día con actividad física de intensidad baja redujeron su riesgo de una muerte precoz en un 17 por ciento, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 14 de enero de la revista American Journal of Epidemiology.

 Un ejercicio más intenso resultó en unas recompensas incluso mayores, señalaron los investigadores. Por ejemplo, cambiar media hora en que estaban sentados al día por ejercicio entre moderado y vigoroso redujo el riesgo de muerte precoz en un 35 por ciento.

Foto de fondo creado por luis_molinero - www.freepik.es

 E incluso uno o dos minutos de actividad física adicional resultaban beneficiosos, mostraron los hallazgos.

 "La actividad física de cualquier intensidad provee beneficios para la salud", enfatizó Díaz en un comunicado de prensa de la universidad.

 Su equipo apuntó a un estudio reciente que encontró que uno de cada cuatro adultos de EE. UU. pasa más de ocho horas sentado al día.

 Dos expertos en la salud cardiaca creen que ese nivel de inactividad puede acabar con la vida.

 "Se ha mostrado que el ejercicio, a cualquier nivel de riesgo cardiovascular, no solo mejora la duración de la vida, sino que también reduce el riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares", señaló el Dr. Satjit Bhusri, cardiólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

 Y un especialista en el corazón, el Dr. Guy Mintz, dijo que hay muchas formas en que los estadounidenses pueden cambiar su sedentarismo. Mintz es director de salud cardiovascular en el Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York.

 La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) recomienda actualmente "una actividad aeróbica moderada durante 150 minutos a la semana, o una actividad aeróbica vigorosa durante 75 minutos a la semana", dijo Mintz.

 "Algunas compañías estadounidenses, como Google, están dándose cuenta de la importancia del ejercicio y de las consecuencias nocivas de una existencia sedentaria, que incluyen aumentos en la obesidad, la diabetes y la enfermedad cardiaca", añadió Mintz. "Se anima a los empleados a pararse de sus escritorios y hacer ejercicio, ya sea en la forma de estiramientos, ping pong, caminar, saltos de tijera, una caminadora o una bicicleta estacionaria".

 Cree que otras compañías podrían seguir ese ejemplo.

 "Las compañías con horarios de trabajo estrictos deberían asignar un tiempo obligatorio a diario para que el personal haga ejercicio, y hacer que sea divertido", planteó Mintz. "Tanto la compañía como el empleado se benefician. Las compañías también obtienen una mayor productividad, menos días de licencia por enfermedad, unos costos más bajos por la salud, y una mejora en la moral".

 Por su parte, Díaz dijo que las investigaciones futuras "observarán el riesgo de resultados cardiovasculares específicos, como el ataque cardiaco, la insuficiencia cardiaca y las muertes relacionadas con la salud cardiovascular, asociado con la actividad física frente a la conducta sedentaria".

  • Enfermedades