Mucha gente tiene ratas como mascotas.NYT, NYTNS

Salud

Peligroso virus acecha a quienes tienen ratas por mascotas

Se propaga a los seres humanos a través de la orina o las heces de las ratas

Por: New York Times

Una rata bebe agua de un vaso.

Una rata bebe agua de un vaso.| NICOLE BENGIVENO/NYT

Estados Unidos.- Su rata mascota podría hacer que usted se ponga muy enfermo si le transmite un virus que ha emergido recientemente en Norteamérica, advierten las autoridades de salud de EE. UU.

 El virus de Seúl es un hantavirus transmitido por las ratas que normalmente provoca síntomas parecidos a los de la gripe: fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular. En los casos raros, la infección puede llevar a una hospitalización con fiebre hemorrágica e insuficiencia renal.

 Un brote reciente del virus de Seúl en las ratas (el primero en la historia de Estados Unidos o Canadá) resultó en la propagación del virus a lo largo de 11 estados, dijo la investigadora, la Dr. Barbara Knust, veterinaria y epidemióloga en la Rama de Patógenos Especiales Virales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

 Al final, los investigadores de los CDC hicieron un seguimiento del brote en 31 lugares distintos de EE. UU., la mayoría de ellos negocios de crianza de ratas en casas, u hogares con ratas como mascotas, según el informe publicado el 2 de febrero en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

 El virus de Seúl se propaga a los seres humanos a través de la orina o las heces de las ratas, por contacto directo con ellas o al respirar las partículas diminutas que se remueven cuando se limpian sus nidos, dijo Knust. El virus también se puede propagar por las mordeduras.

 Aunque el brote parece haberse extinguido por ahora, los CDC animan a los propietarios de ratas a que tengan cuidado cuando manejen y limpien la suciedad de sus mascotas.

 "No hemos diagnosticado más casos del virus de Seúl en personas desde abril", comentó Knust. "Pero es muy posible que siga habiendo ratas que sean mascotas y que estén infectadas con el virus de Seúl".

 Hace tiempo que se usan ratas como mascotas, pero una nueva moda de "ratas de compañía" ha renovado el interés por estos animales, según Knust.

 "La rata de compañía es algo así como un nuevo giro en los acontecimientos", explicó Knust. "La gente las consigue con distintas combinaciones de colores únicas. Les interesan tanto las ratas que están dispuestos a comprarlas en el extranjero. En realidad se pueden comprar ratas de compañía en la mayoría de tiendas de mascotas".

 Los médicos conocen los hantavirus desde la Guerra de Corea, según Knust, y concretamente el virus de Seúl desde principios de los años 80.

 Pero hasta ahora, el virus de Seúl nunca ha podido arraigarse en Norteamérica. Se sabía que algunas ratas silvestres de este continente portan el virus, pero nunca se ha producido la transmisión a los seres humanos a través de las ratas mascotas, y la transmisión a través de las ratas silvestres ha sido muy rara.

 Los investigadores creen que el virus muy probablemente entró en la población de ratas mascotas de Norteamérica a través de la importación de ratas infectadas a Estados Unidos o a Canadá, señaló Knust.

 "Hicimos una secuenciación del ADN y encontramos que de hecho teníamos una secuencia que casi se correspondía con un tipo del virus de Seúl que se había encontrado previamente en las ratas mascotas del Reino Unido", dijo Knust.

 La primera señal de problemas llegó en diciembre de 2016, cuando un criador de ratas mascotas en su domicilio en Wisconsin acabó en el hospital con síntomas parecidos a los de la gripe, reportaron los CDC.

 La persona tenía unas cien ratas noruegas en su casa. La rata noruega es la portadora natural del virus de Seúl, y porta el virus sin ninguna señal de enfermedad, comentó Knust. Se cree que la rata es el único roedor que puede portar el virus de Seúl.

 Un miembro de su familia desarrolló síntomas parecidos un mes después, pero no requirió de hospitalización. Las pruebas confirmaron que ambas personas se habían infectado recientemente con el virus de Seúl.

 Las autoridades de salud pública realizaron luego un trabajo de detective, y siguieron el rastro hasta los lugares en que el primer paciente había vendido las ratas para ver si el virus se había propagado. Al menos 6 lugares de EE. UU. con infecciones confirmadas reportaron que habían intercambio ratas con criaderos canadienses.

 Los investigadores encontraron a 18 personas (17 estadounidenses y una canadiense) con anticuerpos que indicaban una infección reciente con el virus de Seúl, señaló Knust.

 En las estadounidenses, solo 8 habían sufrido una enfermedad recientemente y 3 de ellas enfermaron tanto que tuvieron que ser hospitalizadas, indicó Knust.

 El Dr. Amesh Adalja es experto principal en el Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore

 "Afortunadamente, aunque algunos pacientes fueron hospitalizados en este brote, ninguno desarrolló una insuficiencia renal y nadie falleció", dijo Adalja, que no participó en el informe.

 El tratamiento de la infección del virus de Seúl implica en gran medida respaldar al paciente para que su cuerpo pueda luchar contra él de forma efectiva, explicaron Knust y Adalja. Eso es particularmente importante si el virus ataca a los riñones.

 Los departamentos de salud pública pusieron en cuarentena a los centros con casos del virus de Seúl sospechados y confirmados. La cuarentena solo se podía quitar si todas las ratas daban negativo en las pruebas del virus del Seúl o si se les realizaba la eutanasia.

 "Para muchas de estas personas que tienen ratas mascotas, fue muy difícil realizar el proceso de pruebas y, en algunos casos, de eutanasia a los animales que se habían convertido en compañeros queridos", señaló Knust.

 Los CDC recomiendan ahora que los criadores tengan cuidado cuando compren ratas nuevas.

 "Las personas implicadas en la cría de ratas mascotas deberían hacer pruebas a los animales antes de introducirlas en su colonia, dado que el virus se propaga de una rata a otra al cruzarlas y criarlas", comentó Knust.

 Los propietarios de ratas mascotas pueden prevenir la infección si:

 Ventilan la habitación donde estén las ratas durante al menos media hora antes de limpiarla. Llevan guantes de goma, látex o vinilo cuando limpien la orina o las deposiciones de las ratas. Se lavan las manos de forma minuciosa con agua y jabón después de manejar las ratas o de limpiar su suciedad.

En esta nota:
  • Ratas
  • Hantavirus
  • Contagio