Salud

Personas con pie diabético no deben descuidar sus consultas médicas pese a la pandemia de coronavirus

El podiatra Enrique Aldana pide a los pacientes con angiopatía diabética extremar medidas ante el COVID-19, sin desatender sus tratamientos habituales

Por  Ramón Verdín

Personas con pie diabético no deben descuidar sus consultas médicas pese a la pandemia de coronavirus.(Foto temática/ EL DEBATE)

Personas con pie diabético no deben descuidar sus consultas médicas pese a la pandemia de coronavirus. | Foto temática/ EL DEBATE

México.- Las medidas de aislamiento social que trajo la pandemia del coronavirus han alertado a la población; sin embargo, hay padecimientos que requieren tratamiento médico continuo y donde es necesario seguir con las curaciones y las valoraciones, como el pie diabético, abundó el médico podiatra Enrique Aldana Navidad.

El especialista apuntó, de cara a la crisis sanitaria que se experimenta, que un paciente con pie diabético es recibido con todos los protocolos de higiene y protección para él y para el personal que lo atenderá. En el caso de un afectado por pie diabético que además presente ya síntomas de coronavirus, se puede optar por la atención remota o domiciliaria. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La herida

En este orden de ideas, el galeno recordó que una persona afectada por el pie diabético primeramente atravesó por una neuropatía diabética de muchos años, que es detectable siempre:

«Los enfermos presentan el adormecimiento de los dedos del pie, que sube hasta las rodillas. Ellos en ocasiones pierden el equilibrio, tienen rigideces en los dedos, empiezan a formar callosidades, resequedades, y con el tiempo, como no sientes, se entumecen, se agrietan, se hacen úlceras, y ahí empieza una infección».

Pie diabético
Datos sobre el pie diabético. 

Por otra parte, una persona puede padecer pie diabético cuando se tapan las venas de las piernas, disminuye la circulación y se presenta la gangrena. «Hay que reforzar los cuidados. A pesar de que estén resguardados en su casa, han llegado pacientes que se han golpeado con objetos en su hogar, que tienen alguna lesión, empiezan con un pie diabético, y deben tener mayor protección en la extremidad».

En este orden de ideas, recomendó el uso de zapatos cerrados, hidratar la zona afectada (mediante lavados, corte de uñas y examinación diaria), e higiene en el calzado.

En última instancia, Almada llamó a aquellos aquejados por el pie diabético a recurrir a profesionistas que conozcan la afección. En su caso, reconoció que la afluencia de pacientes bajó por el coronavirus, pero la atención se sigue prestando con todas las medidas sanitarias: «Ellos no se deben manipular sus pies, siempre deben acudir a un centro especializado, que alguien le haga sus cuidados. Aunque estamos en pandemia, es necesario acudir con todas las medidas de seguridad, recibir su tratamiento, y regresarse a seguir con el resguardo», concluyó.

DATOS

Recuperación
-Se ha demostrado que con un protocolo clínico adecuado de manejo de heridas se logran cicatrizaciones en más del 70 por ciento de las úlceras que requerían amputación, de acuerdo con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

-68 por ciento de los pacientes diabéticos crónicos presenta alteraciones estructurales de los pies, de acuerdo con la Facultad de Medicina de la UNAM. 

También te puede interesar:

Educación a distancia con más de dos hijos, el reto de padres de familia en Sinaloa

Gobernador de Sinaloa ha frenado legislación para los LGBT

El reto empresarial de la nueva normalidad en Sinaloa

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo