Selecciona tu región
Salud

Personas no vacunadas contra Covid-19, tienen tasa de muerte 11 veces mayor

Los datos recabados por los CDC en Estados Unidos destacan la eficacia de las vacunas para prevenir muertes y hospitalizaciones por SARS-CoV-2.

Por María Sánchez

-

Sinaloa.- La información alrededor del mundo en torno a la vacunación de covid-19 continúa revelando las ventajas de vacunarse contra esta infección. Hasta ahora, las vacunas en existencia han resultado ser efectivas contra todas las variantes de covid-19, incluyendo la variante delta de SARS-CoV-2, que es más transmisible que otras.

En una revisión hecha por Owen Dyer, de la revista médica BMJ, los Centros de Control de Enfermedades en Estados Unidos (CDC) describen que las personas no vacunadas han muerto en una tasa de al menos 11 veces mayor que las personas vacunadas completamente.

Los casos analizados en la nación vecina pueden aplicarse a México y al resto del mundo, donde se viven situaciones similares durante la pandemia y donde aún continúan promoviendo la vacunación como forma de prevención de la covid-19.

Las vacunas siguen previniendo muertes

Owen Dyer recabó información de varios estudios realizados por los CDC en Estados Unidos, que denotaron la importancia que la vacunación tiene en las personas, por ejemplo, que los inmunizados contra covid-19 en una investigación realizada en 13 estados y ciudades de ese país presentaron, como mínimo, 10 veces menos probabilidades de ser ingresadas en el hospital y cinco veces menos probabilidades infectarse que las personas no vacunadas, quienes a su vez murieron por covid-19 a una tasa de hasta 16.6 veces superior (por cada 100 mil habitantes) en comparación con las personas completamente vacunadas.

Leer más: Estos son los países con más casos de Covid-19 acumulados: Europa prevé 700 mil muertes más para la primavera 

Los datos son contundentes, según Dyer, el estudio ha sido amplio, “los CDC rastrearon más de 569 mil 142 casos de covid-19, 34 mil 972 ingresos hospitalarios y 6 mil 132 muertes”. En este estudio, el 92 por ciento de las personas vacunadas había recibido vacunas de ARNm; el resto, la vacuna de Janssen (Johnson & Johnson). 

La información recabada enmarcó que entre el 20 de junio y el 17 de julio se presentó una tasa de mortalidad de covid-19 de 16.6 puntos, que se redujo hasta a 11.3. Cabe mencionar que las admisiones hospitalarias por covid-19 en personas no vacunadas contra el virus SARS-CoV-2 eran de una tasa promedio de 13.3 veces superior a la tasa entre los sí vacunados, reduciéndose a 10.4 por cada 100 mil habitantes después de esa fecha. Las personas no vacunadas se infectaron en un promedio de 11.1 veces más que la tasa de las vacunadas antes del 20 de junio.

Protección frente a variante Delta

Si bien Dyer menciona que hubo disminuciones en la eficacia bruta, para todos los tipos de vacunas aplicados. Para evitar la muerte, la eficacia bajó del 94 al 91 por ciento y disminuyó del 92 al 90 al para prevenir las admisiones hospitalarias.

Además, descendió de un 91 a un 78 por ciento para impedir la infección de covid-19. Hasta agosto de este año, las infecciones con la variante delta ya superaban el 90 por ciento de los casos en Estados Unidos, y para septiembre ya representaba más del 99 por ciento de las nuevas infecciones de covid-19.

Siendo que para esas fechas, poco más de la mitad (54 por ciento) de la población total estaba ya completamente vacunada, y el 63 por ciento ya había recibido al menos una vacuna. Owen describe que, si bien los niveles de protección de las vacunas disminuyeron, coincidiendo con el hecho de que la variante delta aumentó su presencia y se hizo dominante alrededor del 20 de junio en las localidades analizadas, las vacunas todavía seguían funcionando y protegiendo a la población.

La edad de las vacunas y la eficacia

Owen Dyer describe que un segundo estudio de los CDC encontró que la disminución en la eficacia de la vacuna fue mayor en el grupo de más de 65 años. Por una parte, esto podría reflejar una disminución de la inmunidad en las personas que se vacunaron desde el inicio de la campaña en aquel país, según apuntó otro estudio de los CDC, donde se revisaron 32,867 servicios de visitas a Urgencias que llevaron pruebas de padecer coronavirus. En dicha investigación, las vacunas fueron efectivas entre un 85 y 92 por ciento en la prevención de ingresos hospitalarios por covid-19 entre adultos menores de 75 años, pero fueron entre un 64 a 84 por ciento efectivas en los mayores a esa edad.

Vacunarse sigue siendo mejor opción

Un tercer estudio de los CDC midió el rendimiento de las vacunas de ARNm solamente, detectando que la eficacia de la vacuna contra el ingreso hospitalario no disminuyó cuando llegó la variante delta, pero fue persistentemente más baja en las personas de mayor edad. En los mayores de 65 años, había en promedio un 79.8 por ciento de eficacia para evitar la hospitalización, mientras que los adultos menores de 65 años presentaron un 95.1 por ciento de probabilidad de evadir la hospitalización al padecer covid-19.

Dyer recalca que los datos ofrecen evidencia de que la eficacia de las vacunas ha disminuido, pero también de que estas siguen siendo poderosas contra la covid-19, por tanto, las autoridades de la CDC siguen recomendado ampliamente la vacunación contra covid-19 como medida para disminuir la tasa de fallecimientos. Los habitantes de países como México se beneficiarían de aplicar estos datos y vacunarse, pues, según autoridades del país, es muy posible que se avecine una cuarta ola de contagios.

Leer más: ¿Tener una gripa común ayuda a protegernos contra el Covid-19? 

El Dato

Intraquilidad 

Pese al avance de la vacunación, que ya abarca más del 84 por ciento de la población adulta en México, en días recientes la Organización Panamericana de la Salud advirtió de la posible presentación de una cuarta ola de contagios que los casos activos podrían ocasionar en el país. La organización, además, promueve la vacunación como forma de prevenir las muertes por covid-19 (OPS).

¡Vestidos y alborotados! Arrestan a novio justo antes de casarse en Ecuador
Síguenos en

Temas

María Sánchez

Reportera de Investigación

Ingresé a EL DEBATE en febrero del 2019, trabajo en la redacción de Culiacán. Tengo formación en Fact Checking y periodismo de datos, curso impartido por Knight Center for Journalism en las Américas, así también, otros cursos de formación en el ámbito periodístico como uso de lenguaje inclusivo y de periodismo especializado en derecho electoral. Actualmente escribo sobre una gran diversidad de temas desde las ciencias exactas hasta humanidades, en el departamento de Investigación de DEBATE apoyándome en búsquedas rigurosas en material oficial y científico, bases de datos gubernamentales y no gubernamentales, entrevistas a personalidades públicas, del medio político, académico, expertos en temas, así como a líderes de la sociedad civil, entre otros. Mi misión es dar a los lectores artículos con información veraz, relevante, útil y novedosa de diferentes campos en un lenguaje asequible, además de sensibilizar a la población con temas referentes a lo humano. Mi formación lo respalda. Estudié la licenciatura en química farmacéutica bióloga y una maestría en ciencias con orientación a la biotecnología ambiental en la Universidad Autónoma de Sinaloa. En 2020 recibí dos seminarios en el centro Transpersonal de Buenos Aires, Argentina, uno denominado Vínculos y emociones y otro más sobre Psicología y espiritualidad. Tomé un Diplomado para la Paz Aplicada impartido en Culiacán por la Universidad de San Diego, California, en 2018 y más tarde en 2019 participé como colaboradora en el proyecto de investigación “Todos tenemos una historia”, formando parte de la Comisión Ciudadana de la Memoria en Culiacán, organizada por el Instituto Transfronterizo de dicha universidad y como líder de equipo de investigación. Dediqué más de tres años de labor docente en el Tecnológico de Monterrey Campus Sinaloa, donde me formé en educación y participé en la elaboración de proyectos y documentos académicos. Formé parte de la Red de Educadores Ambientales de Sinaloa (REAS), donde participé en la elaboración del marco conceptual de la organización y su plan de trabajo. Tengo la intención de seguirme preparando y crecer en compañía de mis compañeros en EL DEBATE, y continuar haciendo con ellos las alianzas que nos han integrado como un equipo sólido dentro de la empresa.

Ver más