Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Piden cambiar etiquetado en alimentos y bebidas

CANCÚN

El Universal.- El nuevo etiquetado frontal para alimentos y bebidas no alcohólicas publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el pasado 14 de febrero, debe ser derogado, porque es confuso, incomprensible y engañoso, que incluso va en contra de la propia Estrategia Nacional Contra la Obesidad y la Diabetes.

"Es necesario su derogación porque atenta contra la salud de los mexicanos", aseguró Simón Barquera, director de Investigación en Políticas de Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Barquera, quien es uno de los especialistas en nutrición más reconocidos a nivel nacional e internacional, que ha participado en la elaboración de las últimas Encuestas Nacionales de Salud en México, dijo que en temas de salud, la industria debe ser escuchada, pero no formar parte de la negociación o toma de decisiones, porque tienen sus propios intereses que proteger.

Ante reporteros del Distrito Federal y diversos estados del país que asisten a la Cumbre de Salud de Sanofi 2014, Barquera explicó que dicho etiquetado, próximo a salir, incumple con la indicaciones de la Organización Mundial de la Salud que recomienda un consumo máximo por niño de azúcar de 25 gramos (5 cucharadas cafeteras) y en el nuevo etiquetado se autoriza hasta 90 gramos (18 cucharadas cafeteras).

Para los adultos, agregó, la OMS recomienda un máximo de consumo de azúcar 50 gramos (10 cucharadas cafeteras) por persona diarias.

"Es un gran problema porque siguen manejándose con los GDA (Guías Diarias de Alimentación) esos globitos que tienen los porcentajes muy engañosos", explicó.

El experto en nutrición que ha participado en la elaboración de las Encuestas Nacionales de Salud, recordó que con su equipo de trabajo, "hicimos una evaluación hace años del viejo etiquetado, el que contiene ese tipo de porcentajes, y demostramos que es sumamente engañoso", subrayó.

"Ahora lo preocupante es que ese etiquetado se hará acompañar de un etiquetado federal. Pues así la gente se va a confundir. Se contará con el etiquetado de la industria que confunde y luego tendrá el sello de calidad federal", destacó.

Recordó que se acaba de dar un dictamen sobre este nuevo etiquetado, "lo que se convertirá en la discusión de salud de los próximos días, del próximo mes, estamos realmente preocupados, pero tenemos esperanza de que esto se pueda revertir. Nosotros ya fijamos posición y están ahí discutiendo", comentó.

Desde su análisis, el investigador del INSP, consideró que aunque se entiende que la industria puede cabildear para proteger sus intereses, la realidad es que lo que debe de predominar es el interés supremo por la salud, "y en este tema, ellos no pueden discutir porque tienen un conflicto de interés", comentó.

Y añadió, "al que mandan a discutir es un empleado de la industria que va velar, porque no le pongan restricción a sus productos. Creo que la industria debe ser escuchada, pero no ser parte de la negociación. No pueden ser juez ni parte. No pueden estar sentados en la toma de decisiones", aseveró.