Salud

Por qué duelen las articulaciones

El dolor de articulaciones puede ser causado por diversas razones y debe ser atendido por un especialista

Por  Juan Leyva

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

México.- El dolor en las articulaciones puede ser causado por diversas afecciones o lesiones y puede estar relacionado con artritits, bursitis y dolor muscular y puede ser muy molesto. 

Si el dolor está acompañado de fiebre, pérdida de peso,, hinchazón o si este dura por varios días, se recomienda consultar a un médico de inmediato. Las articulaciones inflamadas pueden causar temperatura elevada en el área, sensibilidad y enrojecimiento además de dolor tras el movimiento. 

El dolor de articulaciones puede provenir también de una mala realización de ejercicios o el frío, esto debido a que con las bajas temperaturas los músculos se contraen y las articulaciones se vuelven más rígidas, causando molestias. 

Aumentar de peso también puede causar dolor de articulaciones, debido a que el peso genera un estrés adicional para las articulaciones y la inflamación que produce el peso corporal. 

El clima lluvioso puede causar un tipo de dolor en los huesos que puede confundirse con dolor de articulaciones cuando existen cambios en la presión barométrica. Cabe destacar que este dolor articular asociado a fenómenos meteorológicos aparece sobre todo en pacientes con artritis reumatoide, osteoartritis o alguna fractura antigua. 

Como parte del movimiento diario, las articulaciones soportan constantemente presión y daño. La articulación de la rodilla es especialmente vulnerable porque soporta todo el peso del cuerpo y cualquier fuerza adicional al correr o saltar.

Otras de las causas de dolor articular pueden ser:

  • Enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoidea y el lupus
  • Bursitis
  • Condromalacia rotuliana
  • Cristales en la articulación -- gota (se presenta especialmente en el dedo gordo del pie) y artritis por depósito de cristales de dihidrato de pirofosfato de calcio (CPPD, por sus siglas en inglés) o seudogota
  • Infecciones causadas por un virus
  • Lesión, como una fractura
  • Osteoartritis
  • Osteomielitis (infección del hueso)
  • Artritis séptica (infección articular)
  • Tendinitis
  • Esfuerzo o sobrecarga inusual, lo que incluye distensión muscular o esguinces

Hay muchos tipos de medicamentos disponibles. Muchos de los medicamentos, como los AINES (antiinflamatorios no esteroideos) y los esteroides reducen la inflamación. Estos medicamentos se pueden utilizar en combinación con otros que han mostrado ralentizar la destrucción de las articulaciones.

El ejercicio ayuda a mantener los músculos sanos y fuertes, a preservar la movilidad de las articulaciones y a mantener la flexibilidad. El descanso ayuda a reducir la inflamación articular, el dolor y la fatiga. Pregúntele a su médico como lograr el mejor equilibrio entre ejercicio y descanso para su caso particular.