Salud

Por qué ocurre la ruptura de meniscos, causante del dolor de rodilla

La ruptura de meniscos son una de las causas más comunes que causan dolor de rodilla

Por Juan Leyva

-

La rotura de meniscos es de las lesiones que más causan dolor en las rodillas, esta lesión ocurre cuando se realizan actividades que implican giros o torceduras de las rodillas o en poner todo el peso en ellas. 

De acuerdo a Clínica Mayo, cada rodilla tiene dos piezas de cartílago en forma de C, llamados meniscos, estos forman una especie de cojín entre el hueso de la espinilla y el hueso del muslo. 

Cuando un menisco se rompe o se desgarra, causa dolor, hinchazón y rigidez. Puedes identificar un desgarro de menisco tras sentir un bloqueo en el movimiento de la rodilla y tener problemas para extenderla completamente.

Leer más: ¿Cuáles son las principales causas del dolor de rodilla?

Cuando un menisco se desgarra, pueden pasar hasta 24 horas hasta que el dolor pueda aparecer, además de hinchazón, sobre todo si el desgarro es pequeño. 

Entre los síntomas más comunes del desgarro de menisco se encuentran: 

  • Una sensación de chasquido
  • Hinchazón o rigidez
  • Dolor, especialmente al torcer o girar la rodilla
  • Dificultad para enderezar la rodilla completamente
  • Sensación de que la rodilla está trabada al tratar de moverla
  • Sensación de que la rodilla se afloja

En un principio el dolor puede no ser tan intenso, incluso se podría continuar con las actividades cotidianas hasta que comienza la inflamación. 

Este desgarro debe ser tratado por un traumatólogo y el tratamiento dependerá de factores como la edad, nivel de actividad y la ubicación de las lesiones. No todas las roturas de meniscos requieren de cirugía. 

Leer más: Qué es la tendinitis rotuliana, causante del dolor de rodilla

 Para acelerar la recuperación, se te podría recomendar:

  • Descansar la rodilla. Limita las actividades y trata de no caminar mucho. Puedes usar muletas para ayudar a aliviar el dolor.
  • Aplicar hielo en la rodilla. Con esto, podrías reducir el dolor y la hinchazón. Hazlo durante 15-20 minutos cada 3-4 horas durante 2-3 días o hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan.
  • Comprimir la rodilla. Usa una venda elástica en tu rodilla para controlar la hinchazón. Elévala con una almohada debajo del talón cuando estés sentado o acostado.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios. Estos te ayudarán con el dolor y la hinchazón. No te automediques y solo toma lo que te recomiende tu traumatólogo.
  • Realiza ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. Esto ayudará a reducir la tensión en la rodilla. Habla con tu médico primero y espera a que te recomiende un fisioterapeuta como guía.
  • Evita actividades de impacto como correr y saltar.
Incendio consume llantas en el basurón municipal en Culiacán
 
Síguenos en
Más sobre este tema