Salud

¿Por qué rechinan los dientes cuando duermes?

Este padecimiento puede causar daños en las piezas dentales por el desgaste

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa. Pixabay.com

Foto ilustrativa. Pixabay.com

Rechinar y apretar los dientes durante la noche de manera involuntaria es conocido como bruxismo, este padecimiento puede afectar en distintas etapas de la vida y por periodos de tiempo indefinidos. El rechinido de los dientes se da por el frotamiento de los dientes hacia atrás, adelante o uno sobre el otro. 

El bruxismo también puede ocurrir durante el día, pero el que ocurre durante la noche es el de mayor problema y difícil de controlar. 

Algunso médicos atribuyen el bruxismo a los niveles de estrés de la persona, pero esto no está del todo claro ya que Algunas personas probablemente aprieta o rechina los dientes y nunca tienen síntomas.

El rechinamiento de dientes puede desgastar las piezas dentales y generar problemas a futuro

Los síntomas del bruxismo abarcan

  • Ansiedad, estrés y tensión
  • Depresión
  • Dolor de oído (debido en parte a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo y a que usted puede percibir dolor en un lugar diferente de su fuente, lo cual se denomina dolor referido)
  • Trastornos alimentarios
  • Dolor de cabeza
  • Sensibilidad muscular, especialmente en la mañana
  • Sensibilidad a las cosas calientes, frías o dulces en los dientes
  • Insomnio
  • Dolor o inflamación de la mandíbula

Estos consejos de cuidado personal pueden ayudar a aliviar el dolor:

  • Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados. Cualquiera de las dos opciones puede servir.
  • Evitar comer alimentos duros como nueces, dulces o filete.
  • Evitar masticar goma de mascar.
  • Tomar mucha agua todos los días.
  • Dormir bien.
  • Aprender ejercicios de estiramiento fisioterapéuticos para ayudar a recuperar la acción de los músculos y articulaciones a cada lado de la cabeza para regresar a la normalidad.
  • Masajear los músculos de su cuello, hombros y cara, y buscar cuidadosamente nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes, que pueden causar dolor a lo largo de la cabeza y la cara.
  • Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día. El objetivo es hacer de la relajación facial un hábito.
  • Tratar de reducir el estrés diario y aprender técnicas de relajación.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo