Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¿Por qué se pide guardar silencio en hospitales?

Las alarmas de las habitaciones suenan un promedio de 133 veces al día, según la investigación de respaldo del estudio

En los hospitales de todo el mundo aumentan las quejas por el ruido. Pero algunos centros médicos están intentando detener el ruido que hay las 24 horas.

 Los equipos médicos, el sistema de circulación del aire, los anuncios y las llamadas al personal crean una cacofonía de sonidos a todas horas que puede estresar por igual a los pacientes, al personal y a los visitantes, dijo Ilene Busch-Vishniac, consultora de control del ruido.

 Además de interrumpir el sueño, los niveles altos de ruido en los hospitales pueden alterar la frecuencia cardiaca, la respiración y la presión arterial de los pacientes. Estos, a su vez, sufren un aumento del estrés y eso podría ralentizar su proceso de curación, apuntó Busch-Vishniac, de BeoGrin Consulting, en Baltimore. 

 Un ruido excesivo también puede interferir en la comunicación entre el personal del hospital y los pacientes, añadió.

 Las alarmas de los equipos son una fuente importante de ruido en los hospitales. Aunque algunas de estas alarmas alertan al personal de cambios en la afección médica de un paciente, otras suenan cuando se está agotando la medicación o las baterías.

 "Se está abusando de forma horrible de las alarmas en los hospitales. La mayoría de las veces, de hecho no indican situaciones urgentes", dijo Busch-Vishniac en un comunicado de prensa de la Sociedad Acústica de América (Acoustical Society of America).

 Las alarmas de las habitaciones suenan un promedio de 133 veces al día, según la investigación de respaldo del estudio. 

 "La mayoría de las alarmas se responden finalmente, pero no todas se responden a tiempo", comentó Busch-Vishniac. "El personal quizá tampoco responda rápidamente porque reconocen que el sonido no es crítico y la situación se arreglará por sí sola".

 Busch-Vishniac dijo que ha revisado la cantidad limitada de estudios sobre el ruido en los hospitales.

 Las medidas que están tomando los hospitales incluyen la instalación de materiales de aislamiento acústico en las paredes y en los techos, mantener cerrada la puerta de la habitación de los pacientes, y establecer unas horas de silencio en las que se cierran las puertas y se habla en voz baja.

 Otro método es que las alarmas suenen en las estaciones de enfermería además de en la habitación del paciente, lo que significa que el volumen de la alarma puede bajarse.

 

 En el futuro, podrían retirarse las alarmas de las habitaciones, planteó Busch-Vishniac.

 Busch-Vishniac presentó la investigación el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Acústica de América, en Nueva Orleáns. Los estudios presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada médica por profesionales.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE WHATSAPP Y RECIBE TIPS Y NOTAS DE SALUD. DA CLICK AQUÍ


 

Foto:  Pixabay