Salud

Por sarampión mueren mil 500 personas en El Congo

La República Democrática del Congo está siendo azotada por dos enfermedades letales: el sarampión y el ébola

Por  Juan Leyva

Foto: EFE

Foto: EFE

México.- Desde comienzo de 2019 la República Democrática del Congo (RDC) ha sido azotada por un brote de sarampión, el más alarmante del mundo, ya que ha dejado una estela de más de mil 500 personas sin vida. El ministerio de Salud del Congo ha informado que la epidemia se encuentra en todo el territorio. 

El sarampión en RDC comenzó en enero de 2019 y hasta la fecha se extiende en 23 de las 26 provincias que componen al país africano. Un retraso en las operaciones de vacunación fue la causa de los brotes, indicó la portavoz de Sanidad, Jessica Ilunga. 

Por su parte, Médicos Sin Fronteras, a través de su vocera y coordinadora en RDC, Rachel Séguin indicó que se necesitan más actores y recursos para garantizar las vacunas contra el sarampión en la región.   

AYÚDANOS. Da click a la estrella de Google News y síguenos.

RDC es el país más grande del África Subsahariana y la enfermedad se encuentra tanto en áreas rurales como urbanas. La organización Médicos Sin Fronteras  indican que este puede convertirse en el peor brote de la enfermedad desde su reaparición en RDC entre los años 2011 y 2012. 

"Sin una movilización masiva e inmediata, es probable que esta epidemia sea la más mortal de esta década", insistió MSF en su cuenta de Twitter.

República Democrática del Congo está siendo también golpeada por el brote del virus del Ébola que afecta el noreste del país, pero el brote de sarampión es catalogado como más grave. El ébola ha dejado mil 390 muertes mientras que el sarampión supera las mil 500, sin embargo el ébola está traspasando las fronteras de RC y se ha presentado la primera muerte en su país vecino, Uganda.

El sarampión

Los niños pequeños y las mujeres embarazadas son el grupo más susceptible a contraer sarampión, una enfermedad viral contagiosa que puede prevenirse con una vacuna. 

El sarampión en su etapa inicial puede provocar congestión nasal, tos, ojos rojos y con secreciones, manchas blanas en la parte interior de las mejillas.

Los síntomas del sarampión cambian conforme se desarrolla la enfermedad. El primer signo es la fiebre alta que dura entre 4 y 7 días, y se presenta después de 10 o 12 días de estar en contacto con el virus.

Posteriormente se produce exantema, es decir, una erupción rojiza en la piel que dura de 5 a 6 días e inicia en la cara y parte superior del cuello, se extiende hasta cubrir el cuerpo en un periodo aproximado de 3 días y luego desaparece.