Salud

PrEP; así funciona la pastilla para evitar el contagio de SIDA

Esta pastilla tiene una efectividad de 94 por ciento de protección a personas expuestas al VIH

Por  Juan Leyva

Foto: EFE

Foto: EFE

México.- La Profilaxis Pre Exposición (PrEP) es una pastilla que disminuye el riesgo de contraer el VIH. Se trata de un medicamento de ingestión diaria programada compuesta por Emtricitabina Tenofovir que protege al organismo ante la exposición al VIH. 

Esta pastilla está recomendada para personas con mayor riesgo de contraer el VIH como hombres que tienen sexo con otros hombres, mujeres transgéro y trabajadores y trabajadoras sexuales, para quienes sostienen relaciones sexuales sin condón, participan en intercambios de pareja o consumen alcohol y otras drogas antes o en el mo mento de sostener relaciones sexuales. 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la  PrEP tiene una efectividad del 94 por ciento siempre que se siga el tratamiento diario y se tomen las pastillas en tiempo y forma, indica Censida.  

Ayúdanos. Da click en la estrella de Google Noticias y síguenos

En hombres cisgénero, PrEP alcanza una máxima protección después de 7 días de uso diario. Si se olvida tomar por cuatro días o más la protección desaparece; en mujeres transgénero o transexuales la protección se alcanza después de 14 días. PrEP no interfiere en el tratamiento hormonal de mujeres trans.  

Es importante señalar que la PrEP no es una vacuna, la vacuna le enseña al cuerpo como combatir una infección por años, pero el PrEP es una píldora que debe tomarse una vez al día y a la misma hora para generar protección contra el VIH

Cómo comenzar a tomarla 

La PrEP debe ser recetada por un médico, antes de comenzar a tomarla se debe realizar un examen de VIH y luego cada 3 meses mientras la esté tomando. En algunos países la PrEP se encuentra dentro de los programas de salud públicos y es gratuita y en otros es cubierta por los seguros particulares. 

Es importante señalar que  no debe dejar de usar condones por estar tomando la PrEP. La PrEP no proporciona protección contra otras enfermedades de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia.