Salud

Prohíben uso de medicamentos para la tos con opiáceos en niños

Estados Unidos vive una de las peores crisis de opiáceos en el mundo

Por: New York Times

Los niños deben recibir atención médica en caso de tener tos.

Los niños deben recibir atención médica en caso de tener tos.

En un intento de influir en la actual crisis de adicción a los opiáceos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. estableció el jueves unas nuevas restricciones estrictas sobre el uso de los productos para el resfriado y la tos para los niños y adolescentes. Esos medicamentos recetados incluyen a cualquiera que tenga codeína u oxicodona, según la FDA.

 "Después de los cambios en las etiquetas de seguridad que hemos realizado, estos productos ya no estarán indicados para el tratamiento de la tos en ninguna población pediátrica y se etiquetarán para su uso solo en adultos de a partir de 18 años de edad", dijo la FDA en un comunicado de prensa.

 El recuadro de advertencia recién actualizado de estos medicamentos también advertirá a los usuarios adultos "de los riesgos del mal uso, el abuso, la adicción, la sobredosis y la muerte, y de una respiración reducida o difícil que pueda resultar de la exposición a la codeína o la hidrocodona", añadió la agencia. 

 "Dada la epidemia de adicción a los opiáceos, nos preocupa la exposición innecesaria a los opiáceos, especialmente en los niños pequeños. Sabemos que cualquier exposición a los medicamentos opiáceos puede llevar a una adicción futura. Se ha vuelto claro que el uso de medicamentos recetados y que contienen opiáceos para tratar la tos y el resfriado en niños y adolescentes viene con riesgos graves que no justifican su uso en esa población vulnerable", dijo en el comunicado de prensa el comisionado de la FDA, el Dr. Scott Gottlieb.

 "Es crítico que protejamos a los niños de la exposición innecesaria a los medicamentos para la tos recetados que contengan codeína o hidrocodona", añadió.

"Al mismo tiempo estamos tomando medidas para ayudar a asegurar a los padres que tratar el resfriado y la tos comunes es posible sin productos que contengan opiáceos".

 La medida llega tras una decisión de 2017 por parte de la FDA de añadir su advertencia más firme (una "contraindicación") para etiquetar los productos de receta que contengan codeína.

Esa etiqueta restringió el uso a los jóvenes de a partir de 12 años "debido a un riesgo específico de metabolismo ultrarrápido en ciertos pacientes", explicó la FDA.

 Las nuevas reglas anunciadas el jueves se "basaron en una revisión extensa de los datos disponibles y el consejo de los expertos", dijo la agencia.

 Van mucho más lejos que las normas para las etiquetas de 2017, al restringir el uso de productos que contienen codeína para todas las personas menores de 18 años, e incluyendo los productos de la tos y el resfriado que contienen un segundo medicamento, el opiáceo oxicodona.

 En cualquier caso, hay poco que se pueda o se deba hacer para aliviar la mayoría de los casos de tos y resfriado de los niños, según la FDA.

 "Los expertos indicaron que aunque algunos síntomas de la tos pediátrica sí requieren de tratamiento, la tos debida a un resfriado o a una infección de las vías respiratorias superiores normalmente no requiere de tratamiento", dijo la agencia. "Además, los riesgos del uso de los productos recetados de opiáceos para la tos en niños y adolescentes de todas las edades generalmente superan a los posibles beneficios".

 La FDA apuntó a los efectos secundarios conocidos de los medicamentos opiáceos, incluyendo "la somnolencia, el mareo, las náuseas, los vómitos, el estreñimiento, la falta de aire y el dolor de cabeza".

 Un médico que se ha enfrentado con las consecuencias del uso excesivo de opiáceos aplaudió la medida.

 "Es encomiable que la FDA esté actuando para ampliar el uso de las etiquetas de seguridad no solo en los niños y adolescentes, sino también en los adultos", dijo el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. 

 "La epidemia de opiáceos tiene muchos orígenes, pero puede empezar con la exposición a [los opiáceos] a edades tempranas", dijo. "Sabemos que algunos niños y adolescentes pueden, de hecho, desarrollar una predilección por el ’subidón’ que ofrecen los jarabes para la tos, y en lo adelante hacer el intento de engañar a los padres y a los proveedores de atención de la salud con respecto a la gravedad de sus síntomas para obtener dicha receta".

 Entonces, ¿qué se aconseja a los padres que quizá ya estén usando estos medicamentos para sus hijos? Según la FDA, deberían hablar con el médico de su hijo sobre los tratamientos alternativos.

 Siempre es importante leer también las etiquetas de los medicamentos, aunque no se obtengan con una receta.

 "Los cuidadores deberían también leer las etiquetas de los productos para la tos y el resfriado sin receta", dijo la FDA, porque "algunos productos sin receta en algunos estados podrían contener codeína o quizá no sean apropiados para los niños pequeños".

 

Fotos: Pixabay

En esta nota:
  • Enfermedad
  • Tos
  • Automedicacion