Salud

Proteína del choque frío puede ayudar a reconectar neuronas y prevenir la demencia

Científicos encuentran que la hormona de ARN llamada RBM3, conocida como "hormona del choque frío, puede ayudar a reconectar neuronas

Por  Juan Leyva

El baño con agua fría ayudaría a la formación de una hormona que ayuda a la reconexión de las neuronas.(Pixabay)

El baño con agua fría ayudaría a la formación de una hormona que ayuda a la reconexión de las neuronas. | Pixabay

Bañarse con agua fría podría ayudar a prevenir la demencia senil, esto indicó un estudio realizaron por la Universidad de Cambridge. El estudio relacionó las bajas temperaturas y una especie de protección a la actividad cerebral, el estudio fue encabezado por Giovanna Mallucci, directora del UK Dementia Research Institute's Centre at Cambridge University. 

Para este estudio se comparó mediante pruebas la salud de los nadadores que preferían el agua fría frente a otras personas que realizaban tai chi, un ejercicio que ayuda a mantener una temperatura cálida la mayor parte del tiempo.  

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Se encontró que las personas que nadan en agua fría aumentan la presencia de la hormona de ARN llamada RBM3, conocida como "hormona del choque frío", esta hormona en animales que hibernan tiene la función de reconectar de ‘reconectar’ las neuronas y volver a hacer que el cerebro funcionara de forma normal, después de los periodos de hibernación. 

Esta hormona está presente en animales de climas fríos y se comenzó a estudiar su función en las neuronas con estudios en ratones y se encontró que esta efectivamente ayuda a reconectar las neuronas y se realizó una investigación para ver si los humanos también la tenían.   

El estudio encontró que las personas que suelen nadar en agua helada y que poseen esta proteína tienen una capacidad mejor de reconectar las sinapsis neuronales. A pesar de estos hallazgos, los científicos indican que es necesario realizar muchas investigaciones para determinar cómo se podría utilizar a la hormona RBM3, o del choque de frío para tratamientos de prevención o para detener la progresión de la demencia

Que es la demencia senil 

La demencia es un síndrome crónico-degenerativo o progresivo que se caracteriza por el deterioro de la función cognitiva más allá del deterioro considerado normal por el envejecimiento natural del cerebro. La demencia senil afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. Actualmente el término "demencia senil" ha cambiado únicamente por demencia ya que cualquier persona puede ser afectado por el. 

Las enfermedad de Alzheimer es la que representa mayor proporción los problemas de demencia con entre el 60 y 80 por ciento de los casos. 

La demencia afecta a más de 50 millones de personas en el mundo y cada año se registran 10 millones de casos nuevos. Se estima que para el 2050 habrá 130 millones de personas afectadas por demencia. 

La edad es el factor de riesgo más determinante para el desarrollo de demencia, se estima que se puede presentar a partir de los 60 años de edad. La demencia aparece por el deterior  o la pérdida de las células nerviosas y sus conexiones en el cerebro.

Los síntomas de la demencia incluyen: 

  • Pérdida de la memoria, que generalmente es notada por el cónyuge o por otra persona
  • Dificultad para comunicarse o encontrar palabras
  • Dificultad con las habilidades visuales y espaciales, como perderse mientras se conduce
  • Dificultad para razonar o para resolver problemas
  • Dificultad para manejar tareas complejas
  • Dificultad para planificar y organizar
  • Dificultad con la coordinación y las funciones motoras
  • Confusión y desorientación

Los cambios psicológicos que caracterizan a la demencia son: 

  • Cambios en la personalidad
  • Depresión
  • ansiedad
  • Comportamiento inapropiado
  • Paranoia
  • Agitación
  • Alucinaciones

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo