Salud

Qué es el nacionalismo de las vacunas

El término "nacionalismo de vacunas" ha sido utilizado por la Organización Mundial de la Salud y llama a evitarlo

Por  Juan Leyva

Una vacuna contra el coronavirus elaborada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca se fabricará en México y Argentina para el mercado latinoamericano.(Xinhua)

Una vacuna contra el coronavirus elaborada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca se fabricará en México y Argentina para el mercado latinoamericano. | Xinhua

Ginebra, Suiza.- El nacionalismo, de acuerdo a la Universidad Pontificia de Sao Paulo, Brasil, ha determinado gran parte de la evolución de los Estados contemporáneos en los procesos de modernización de un modo positivo en lo cultural y político o de un modo negativo siendo siendo elemento directo de conflictos y catalizador de las mayores contiendas bélicas. El término nacionalismo se ha retomado en los últimos días como tema en cuestión de vacunas contra el coronavirus

En términos más sencillos, el nacionalismo busca crean un sentimiento de identificación en una comunidad nacional, generar una vinculación y patriotismo entre ciudadanos de un mismo país, sin embargo, este término podría usarse como una herramienta elitista para desacreditar a las clases (países) bajas. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En la actualidad, tanto el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus como el Papa Francisco, líder de la Iglesia Católica, llaman a evitar el nacionalismo en cuestión de vacunas. 

El doctor Thedros Adhanom, señaló que si bien existe un deseo entre los líderes de proteger primero a su propia gente, la respuesta a esta pandemia debe ser colectiva, señaló que es necesario poner en práctica las lecciones aprendidas durante esta pandemia que nos han enseñado que la forma más rápida de poner fin a esta pandemia y reabrir las economías es protegiendo primero a las poblaciones de mayor riesgo en todas partes, en lugar de a la población completa de solo algunos países.

“Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo” señaló y enfatizó que ningún país tiene acceso a la investigación y el desarrollo, la fabricación y toda la cadena de suministro de todos los medicamentos y materiales esenciales.

“Necesitamos prevenir el nacionalismo de las vacunas” y por esta razón, la OMS está trabajando con los gobiernos y el sector privado para acelerar la ciencia, a través del ACT-Accelerator, y garantizar que las nuevas innovaciones estén disponibles para todos, en todas partes, comenzando por los que corren mayor riesgo. 

En este sentido, el papa Francisco consideró el miércoles que sería "triste" que las futuras vacunas se destinen primero "a los más ricos" y no a los que "más la necesitan".

Para Francisco, la batalla actual debe librarse en dos frentes: "Por un lado hay que encontrar un remedio para este virus minúsculo pero terrible que ha puesto de rodillas al mundo. Por otro, tenemos que sanar de un virus muy grande, el de la injusticia social, la desigualdad, la marginación y la falta de protección de los más débiles", señaló la agencia AFP. 

Desde mayo, la OMS ha estado en amplias consultas para desarrollar un nuevo marco que oriente el acceso justo y equitativo a los diagnósticos, terapias y vacunas para COVID-19 en todos los países.

Te puede interesar: 

Australia haría obligatoria la vacuna contra coronavirus

Vacuna contra coronavirus: Cuba inicia ensayos de su vacuna contra COVID-19

México, proactivo para conseguir la vacuna contra el coronavirus

Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo