Salud

Qué es la anemia falciforme y cómo detectarla en niños

Este tipo de anemia es originada por herencia genética y no por deficiencia de alimentación

Por  Juan Leyva

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

México.- La anemia de células falciformes es una enfermedad que afecta la hemoglobina, la proteína que se encuentra en la sangre y que es la encargada de distribuir el oxígeno a través del torrente saguíneo todos los órganos del cuerpo. 

Este tipo de anemia no tiene nada que ver con deficiencias alimentarias o baja de hierro en el organismo ya que su presencia se debe herencia genética. 

Las células falciformes son eritrocitos (célula sanguínea que se produce en la médula ósea), en forma de hoz, esta forma de las células dificulta el libre tránsito de los glóbulos rojos que obstruyen los vasos sanguíneos. En la anemia falciforme, los glóbulos rojos tienen una vida más corta y la anemia se produce por la falta de ellos. 

Ayúdanos. Da click en la estrella de Google Nocitias y síguenos.

En los niños, esta enfermedad puede ser detectada si el infante presenta sueño excesivo o cansancio, indicó Francisco Javier Perea Díaz, Investigador de la División de Genética del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco. 

Por su parte, Clinica Mayo indica que aunque cada persona puede presentar síntomas específicos de la enfermedad, entre los más comunes se encuentran: 

  • Episodios de dolor: El dolor se manifiesta cuando los glóbulos rojos falciformes bloquean el flujo de sangre a través de los pequeños vasos sanguíneos que se dirigen al pecho, el abdomen y las articulaciones. También puede haber dolor en los huesos. 
  • Hinchazón dolorosa de manos y pies. Causada por el bloqueo que causan los glóbulos rojos falciformes en las arterias, esto hace que el flujo sanguíneo no sea el suficiente para las extremidades.
  • Infecciones frecuentes:  Las células falciformes pueden dañar al órgano que combate las infecciones (bazo), lo que te vuelve más vulnerable a estas.
  • Retraso en el crecimiento. Los glóbulos rojos abastecen al cuerpo con el oxígeno y los nutrientes necesarios para el crecimiento.
  • Problemas de visión. Las células falciformes pueden bloquear los pequeños vasos sanguíneos de los ojos.  

El mpedico del CIBO, explicó que las personas que padecen este tipo de enfermedad requieren de transfusiones de sangre de forma continua, sin embargo, su expectativa de vida es baja. Cada año se realizan 80 estudios en el CIBO para determinar si los pacientes presenten este tipo de anemia u otra variante de la enfermedad. 

Las complicaciones frecuentes de este tipo de enfermedad, pueden generar ataques de dolor repentino debido a la falta de oxigenación sanguínea. 

Así mismo, esta variante de anemia afecta específicamente una proteína denominada hemoglubina que se encuentra en los glóbulos rojos y que tiene la función de transportar oxígeno y conduce una muerte prematura de células falciformes, que pueden llegar a ser difíciles de regenerar.

El investigador del CIBO añadió que durante el primer año de vida, se producen las primeras manifestaciones de la anemia falciforme entre las que destacó hinchazón dolorosa de pies y manos, fatiga, y pueden incluso presentarse color amarillo en piel y ojos (ictericia).

Esta nota incluye información de: IMSS Jalisco y Clínica Mayo