Salud

¿Qué es la peste negra? La plaga medieval que resurgió en Mongolia

Dos personas han muerto en Mongolia por peste bubónica, la epidemia que asoló Europa en la Edad Media. Esta es su historia y síntomas de la letal enfermedad

Por  Raúl Durán

"El triunfo de la Muerte" (1562), pintura de Pieter Brueghel. | Imagen: Especial

Mientras la pandemia del COVID-19 se mantiene en gran parte del mundo, Mongolia ha cerrado sus fronteras con Rusia debido al resurgimiento de una plaga característica de la Edad Media: la peste negra.

De acuerdo a las autoridades sanitarias del país asiático, hasta la fecha han muerto dos personas por esta enfermedad en la ciudad de Tsetseg, quienes al parecer contrajeron la peste por haber consumido carne de marmota. ¿Pero qué es la peste negra, cuáles son sus características?

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

¿Qué es la peste negra? 

Peste negra es como se le conoce a la epidemia de peste bubónica más mortal en la historia de Europa, la cual asoló el continente a mediados del siglo XIV (entre 1346 y 1347), matando a unas 25 millones de personas, es decir, un tercio de la población europea.

Se trata de una infección letal producida por la bacteria Yersinia pestis, transmitida a los humanos a través de la picadura de pulgas infectadas que habitan en ratas u otros roedores

El bacilo de Yersin o Yersinia pestis se encuentra en las pulgas de las ratas, que al pasar a humanos provocan la peste bubónica. Imagen: Especial

Sus síntomas son agresivos y se manifiestan entre 16 y 23 días después de la picadura, el que le dio el nombre de peste negra es precisamente la aparición de bubones negros que luego se rompen supurando un líquido con olor pestilente.

Estos son los síntomas más comunes, de acuerdo a varios cronistas de la época, entre ellos Giovanni Boccaccio:

  • Fiebre alta, puede rebasar los 40 grados centígrados.
  • Toser sangre.
  • Sangrado por la nariz y otros orificios.
  • Sed aguda.
  • Manchas en la piel de color azul o negro causadas por hemorragias cutáneas.
  • Aparición de bubone negros en las ingles, axilas, brazos, piernas, cuello o tras las orejas, debido a la inflamación de los nódulos linfáticos.
  • Gangrena en la punta de las extremidades.
  • Los bubones se rompen y supuran líquido con olor pestilente.

Las precarias condiciones higiénicas de la época, así como la coexistencia de humanos y ratas en graneros, molinos, casas y embarcaciones (por las cuales se cree que llegaron desde Asia las ratas infectadas), fueron factores decisivos para la rápida propagación de la enfermedad.

Ilustración de la peste en la Biblia de Toggenburg (1411). Imagen: Especial

Apenas se manifiestan los primeros síntomas después de 16 a 23 días de la picadura, bastan 3 o 5 días más para que el paciente muera si la enfermedad no es tratada. "Muerte negra" es como llamaron a esa pronta muerte acompañada de los agresivos síntomas.

Además de recibir la picadura de una pulga infectada, existen otras formas de contagio de la peste: puede ser a través de la sangre (peste septicémica) o llegar a los pulmones y provocar la peste neumónica.

Si bien la gran mayoría de personas que contraían la peste morían, algunas pocas -sólo las que enfermearon de la variante bubónica- sobrevivieron. Una vez que se recuperaban, no contraían nuevamente la enfermedad.

"Corral de apestados" (1798-1800), pintura de Francisco de Goya. Imagen: Especial

Tratamiento

Es claro que los médicos de la Edad Media no estaban preparados para una enfermedad como la peste, de la cual no se tenía ningún conocimiento previo ni herramientas de investigación científica; a lo mucho recomendaban a los pacientes descansar y trasladarse a otras áreas con aire limpio.

En la actualidad es posible prevenir la peste bubónica a través de la erradicación de roedores en ciudades. También existen distintos antibióticos que son usados como tratamiento, como la gentamicina, doxiciclina y estreptomicina, que reducen el riesgo de muerte a un 10%.

Origen de la peste  y propagación

Se cree que la peste bubónica tiene su origen precisamente en Mongolia, país donde ha surgido el nuevo brote este 2020, y que el primer punto por el cual llegó a Europa fue en la península de Crimea, que en 1346 era asediada por el ejército mongol, en cuyos soldados se manifestó la enfermedad.

Se ha dicho que los mongoles extendieron el contagio arrojando sus muertos de peste al interior de los muros de la ciudad a través de catapultas, aunque lo más probable es que haya sido a través de las ratas con las pulgas infectadas.

Escena de la peste de 1720 en la Tourette (Marsella). Autor: Michel Apriete

Apenas se enteraron de la nueva epidemia, los mercaderes genoveses que allí se encontraban huyeron aterrorizados a Italia, llevando consigo la bacteria. De ahí se propagó al resto de Europa a través de las mercancías transporatadas en barcos, por lo que los principales focos de infección fueron las grandes ciudades.

De las ciudades se propagó a las villas y pueblos, ya que muchos huían al campo al presenciar los brotes en la ciudad. De esta manera la peste negra se extendió y en poco tiempo logró matar a millones de personas.

Entre las pocas regiones que lograron eludir la plaga se encuentran Finlandia e Islandia, ya que al parecer la enfermedad no lograba propagarse con igual efectividad en en las latitudes más frías y con menor humedad.

Ilustración de la peste negra pintada por Alexandre Jean-Baptiste Hesse en 1832.

Secuelas

De las 80 millones de personas que habitaban Europa por entonces, la población se redujo tan sólo 30 millones entre los años de 1347 y 1353, de acuerdo a National Geopraphic.

Le tomaría casi un siglo a Europa recuperarse de la peste en términos demográficos. La drástica reducción de población trajo curiosos efectos, como un incremento de salarios debido a la falta de trabajadoes y un gran flujo migratorio del campo a las ciudades.

Algunos estudiosos consideran que la peste negra pudo contribuir al inicio de la modernización de Europa al motivar las investigaciones y el progreso científico, dando lugar a la época conocida como Renacimiento.

Te puede interesar:

La gran peste de Marsella: la pandemia que asoló Francia

Mongolia impone cuarentena en frontera con Rusia por brote de peste bubónica

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo