Salud

Qué son y de dónde provienen los microplásticos; tu bebé puede estar consumiéndolos

Los  microplásticos pueden llegar a diversos organos como el hígado, pero no se sabe aún cuál es su efecto en la salud

Por  Juan Leyva

El proceso de esterilización o recalentado de la fórmula  en microondas puede propiciar el desprendimiento de microplásticos en bebés-(Freepik)

El proceso de esterilización o recalentado de la fórmula en microondas puede propiciar el desprendimiento de microplásticos en bebés- | Freepik

El biberón es quizá la herramienta más utilizada por los padres para la alimentación de los bebés, sin embargo, tras una publicación realizada por Natura Food, tal vez deberían considerarlo antes de seguir utilizándolo. El estudio encontró que los biberones pueden estar administrando a los bebés millones de partículas de microplasticos al día. 

El desprendimiento de los microplasticos ocurre durante el proceso de esterilización recomendada para los biberones de plástico antes de preparar la fórmula láctea. En este proceso se desprenden millones de microplásticos y billones de nanoplásticos. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El estudio se realizó en biberones fabricados con polipropileno que es el material que se utiliza en el 82 por ciento de los biberones en el mundo. 

Los científicos encontraron que los microplásticos se pueden reducir en los bebés si se siguen otras maneras de esterilizar los biberones o se reemplazan los  de plástico por los de acero inoxidable o vidrio. 

La fórmula infantil debe prepararse en otro recipiente que no sea de plástico utilizando el agua a temperatura menor a 70°C, posteriormente se debe dejar enfríar la fórmula para luego pasar a un biberón de plástico de alta calidad para bebés. Se recomienda no utilizar el microondas para el preparado o recalentado de la fórmula. 

Qué son los microplasticos

Los microplásticos son partículas extremadamente pequeñas que se desprenden de los artículos de plástico fabricados por el hombre. Estos pueden llegar a los alimentos y ser consumidos sin que se tenga conocimiento de ello. Se trata de uno de los mayores retos del medio ambiente ya que estos pueden ser encontrados en casi cualquier rincón del planeta. Los microplásticos son  partículas sólidas de tamaño inferior a 5 mm, no son solubles en agua y tienen una capacidad de degradación muy baja.   

El conocimiento del impacto de los microplasticos en la salud es aún es limitado, por ello la Organización Mundial de la Salud pide que se realicen evaluaciones exhaustivas de la presencia de microplásticos en el medio ambiente y de sus efectos en la salud de las personas, tras publicarse un análisis acerca de los conocimientos actuales sobre estos materiales en el agua potable. Además, la Organización insta a reducir la contaminación por plásticos para proteger el medio ambiente y evitar que la población esté expuesta a los microplásticos.

Cómo afectan a la salud

Se estima que se han producido hasta hoy 8.300 millones de toneladas métricas de plástico desde 1950 y de esos sólo el 9 por ciento se recicla y la gran mayoría termina disperso en los ecosistemas, marino, principalmente. En los ecosistemas se desintegra en micropartículas  que contaminan las aguas y el aire, dañan la fauna marina y, en última instancia, son ingeridas por los seres humanos.

Las partículas en el lecho marino son consumidas por diversas especies, en el 2016 un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) informaba de la presencia de microplásticos hasta en 800 especies de peces, crustáceos y moluscos. 

Los estudios para determinar el impacto de los microplásticos en la salud aún continúan, dichos estudios se han realizado en las partículas grandes, pero  as partículas pequeñas entrañan más riesgo ya que pueden colarse en el torrente sanguíneo, el sistema linfático y alcanzar el hígado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo