Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Razones por las que puedes tener bolitas en la vagina

Pensarás en cáncer o incluso en herpes, pero es mejor estar segura para actuar cuanto antes

Puede ser súper intrigante encontrar unas bolitas en tu zona íntima. Y si están lo suficientemente inflamadas, esos bultos podrían preocuparte muchísimo. Pensarás en cáncer o incluso en herpes, pero en la mayoría de los casos, los bultos son benignos y temporales.

Aunque será tentador llegar a conclusiones negativas, la verdad es que los síntomas del herpes no son difíciles de identificar. De hecho, al tener herpes, las bolitas son llagas y brotes dolorosos.

Así que, al menos que tus bultos estén erupcionando como volcanes, es posible que no tengas nada serio.

Acné
Seguro creíste que los granos volverían a ser cosa del pasado al llegar a la madurez, pero la realidad es que el acné no desaparece con la edad, y a veces podría aparecer en lugares súper incómodos como tu zona íntima. Y se ven exactamente como granitos.
Y por más incómodos que sean, no deberías reventarlos, tocarlos o apretarlos. Lo ideal es dejar que desaparezcan con cuenta propia.

Depilación
Ya sea que prefieras recortar el vello con rastrillo o quitarlo completamente con cera, la depilación ahí abajo puede ser todo un desastre. Además de que lastima mucho la piel, también puede resultar en vellos encarnados y foliculitis (infección e inflamación de los folículos).

Gracias a tu método de depilación (el que sea), el vello puede tratar de crecer nuevamente y quedar atrapado debajo de la piel, infectarse y provocar bolitas y dolor. La única solución a esto es evitar la depilación por una semana o 2, pues estos bultos suelen desaparecer con el tiempo.

Lunares o verrugas
Con el tiempo, tu piel puede desarrollar un gran número de marcas que antes no estaban. La exposición al sol puede crear nuevas pecas o lunares, mientras que la fricción continua puede causar verrugas. Y estas verrugas pueden aparecer en cualquier lugar, incluyendo tu vagina.

Las verrugas no son la gran cosa y usualmente no requieren atención médica, a menos que te molesten y quieras quitártelas. Los lunares, por otra parte, son un tema completamente diferente. En la mayoría de los casos no son nada importante, pero debes conocer la diferencia entre un lunar normal… y uno sospechoso.

Quistes sebáceos
Entre que estás sentada todo el día en la oficina, sudas en el gimnasio y usas ropa ajustada, tu vagina no puede respirar el tiempo necesario. Un ambiente húmedo y apretado puede provocar el crecimiento de quistes sebáceos ahí abajo.

Estos quistes son como el acné, y casi siempre se desarrollan en la zona íntima. Lo malo de esto es que pueden infectarse. Sin embargo, suelen desaparecer con compresas calientes, aunque no estaría mal consultarlo con un doctor por cualquier cosa.

¿QUÉ PUEDES HACER PARA UNA BUENA HIGIENE ÍNTIMA?

  • Lo primordial es usar en medida de lo posible productos naturales. 
  • Preferir jabones especiales para el cuidado de la zona íntima de la mujer, existe una gran variedad de ellos. 
  • No utilices talcos o cremas para evitar el mal olor. La vagina tiene un olor normal que se produce por la flora vaginal y cambia cuando aparece una infección, si notas un cambio no trates de disimularlo, mejor acude a tu ginecólogo. 
  • Si vas a tocar tu zona íntima es de suma importancia que laves tus manos de manera adecuada. 
  • Durante tu periodo cambia tu toalla o tampón de manera frecuente y elige los que no tengan olor. 
  • Evita usar prendas demasiado ajustadas para evitar rosaduras y la ropa interior se debe cambiar a diario.