Salud

Se inyecta un té de hongos alucinógenos para curar la depresión y le crecen hongos dentro del cuerpo

Aunque los hongos alucinógenos pueden ayudar a los pacientes con depresión, estos tratamientos son experimentales y deben supervisarse por médcos

Por  Juan Leyva

La depresión puede recibir tratamiento.(Imagen de Лечение Наркомании en Pixabay)

La depresión puede recibir tratamiento. | Imagen de Лечение Наркомании en Pixabay

Un hombre estadounidense que sufría depresión y trastorno bipolar se inyectó un té de hongos alucinógenos y estos terminaron creciendo dentro de su cuerpo. 

El caso clínico fue reportado por la revista Journal of the Academy of Consultation-Liaison Psychiatry en donde se dijo que el paciente tenía también historial de uso de drogas intravenosas. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El estudio indica que el hombre había leído acerca del uso de hongos alucinógenos y el LSD para curar la depresión, por lo que decidió preparar una infusión de estos para inyectarse directamente en las venas. 

Lee más:  Pandemia por Covid-19 impacta en duelos y depresión durante el fin de año en México

Si bien existen estudios en los que se indica que el uso de esas sustancias puede ser útil en el tratamiento de las enfermedades mentales que le hombre padece, estos son aún experimentales y son suministrados por profesionales quienes buscan la dosis correcta. 

Las drogas alucinógenas como los hongos, el LSD y la DMT pueden tener potencial para el tratamiento de la depresión clínica, bipolaridad e incluso la esquizofrenia. 

La sustancia que se utiliza para estos tratamientos experimentales es la psilocibina, que es la encargada de darle el "poder" alucinógeno a los hongos, este ayuda a mejorar de manera rápida los síntomas de los pacientes con depresión. 

Sin embargo, como era de esperarse, el paciente en cuestión no siguió los lineamientos médicos para determinar la dosis y tampoco los procedimientos médicos. La revista explicó que el paciente hirvió en agua hongos alucinógenos del tipo psilocibios y simplemente los filtró con ayuda de algodón, luego se la inyectó directamente en la venas. 

Lee más: El té de ayahuasca podría servir para tratar enfermedades neurológicas

Durante los días siguientes no llegó la mejora, al contrario, comenzó a sentir letargo en sus funciones corporales, icteria, diarrea, náuseas y vómito de sangre. 

Tras ser llevado al hospital fue internado por 22 días, ocho de los cuales estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos. La infusión inyectada en la sangre hizo que se desarrollara una infección bacteriana y fúngica en la sangre.

El té había hecho que crecieran hongos dentro de su cuerpo, que se estaban alimentando de sus órganos, causando insuficiencia orgánica. Para salvarle la vida le tuvieron que suministrar antibióticos y antimicóticos. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo