Salud

¿Se puede tener sobrepeso y estar sano?

Conocer los índices de colesterol, trigilcéridos y presión arterial es crucial para las personas con obesidad

Por  New York Times

Foto ilustrativa.(<a href=Foto de Abstracto creado por freepic.diller - www.freepik.es)" data-full="/__export/1569082614452/sites/debate/img/2019/09/21/se_puede_tener_sobrepeso_y_estar_sano_crop1569082551499.jpg_630872113.jpg" data-size="w:5760,h:3248" />

Foto ilustrativa. | Foto de Abstracto creado por freepic.diller - www.freepik.es

Estados Unidos.- Si usted tiene sobrepeso, pero se ha librado de problemas de la salud como el colesterol alto y la hipertensión, quizá no piense que perder peso sea una prioridad. Pero un análisis de cinco años de los expedientes de 3.5 millones de personas (con un peso bajo, con un peso normal, con sobrepeso y obesas) ha encontrado motivos de preocupación.

Los investigadores descubrieron que aunque las personas no tuvieran ninguna enfermedad metabólica cuando se comenzó a registrar los expedientes, las que eran obesas eran más propensas que las que tenían un peso normal a desarrollar problemas de la salud con el paso del tiempo.

 Esos problemas de salud incluyeron a la enfermedad de la arteria coronaria, la enfermedad cerebrovascular, la insuficiencia cardiaca y la enfermedad arterial periférica (un trastorno de la circulación que afecta a los vasos sanguíneos más allá del cerebro y el corazón).

Pero nadie es del todo inmune a los problemas de salud. Los investigadores también encontraron que tener un peso normal no necesariamente elimina todo el riesgo de anomalías metabólicas, como la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes. De hecho, un 10 por ciento de los que tenían un peso normal sufrían de al menos un problema metabólico. Además, independientemente del peso, mientras más marcadores de salud de ese tipo se tienen, mayores son las probabilidades de un evento cardiaco, por ejemplo un ataque cardiaco.

Esta investigación subraya la importancia de hacerse pruebas regulares de salud y conocer sus cifras: el colesterol (total, HDL y LDL) y los triglicéridos; la presión arterial (sistólica y diastólica); y el azúcar en la sangre. Entonces, usted puede trabajar con su proveedor de atención de la salud en cambios de estilo de vida para mejorar su salud y sus factores de riesgo, independientemente de que la pérdida de peso deba o no ser parte del plan.