Salud

Señales que te alertan si tienes parásitos intestinales

Puede que no se presenten síntomas concretos, pero algunas señales te alertan si tienes parásitos intestinales

Por  Juan Leyva

Foto: Las ganas repentinas de ir al baño puede ser síntoma de parásitos intestinales. Foto: Freepik.

Foto: Las ganas repentinas de ir al baño puede ser síntoma de parásitos intestinales. Foto: Freepik.

México.- Los parásitos intestinales pueden estar ahí sin que los notes ya que los síntomas que llegan a presentar son vagos y pueden confundirse con otras afecciones, ya que de no tratarse a tiempo pueden provocar enfermedades mas o menos serias. 

Tener parásitos intestinales es una infección contagiosa que pueden padecer tanto niños como adultos, de acuerdo a la Secretaría de Salud y pueden aparacer por la ingesta de agua o alimentos contaminados, son un problema de salud pública en el mundo.  

Algunos parásitos pueden afectar, además del sistema digestivo, al corazón o hígado y en algunos casos pueden llegar hasta el cerebro. Entre las afecciones más comunes causadas por los parásitos intestinales se encuentran: anemia, bajo peso, malnutrición, crecimiento retrasado, afección del rendimiento escolar y actividades cotidianas. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Los parásitos más comunes son: áscaris (lombrices) y la taenia solium (solitaria), ambas se alojan en el intestino de la persona infectada. En zonas tropicales rurales se desarrolla la uncinariasis (parásito que penetra por pies y manos). 

En su ciclo de vida, la solitaria produce huevos, llamados cisticercos, que se hospedan y afectan cerebro, ojos y músculos, lo que da lugar a la enfermedad conocida como cisticercosis. Los síntomas del paciente con solitaria son dolor de estómago, pérdida de peso, flatulencias y cefalea (dolor de cabeza).

La parasitosis intestinal invade otros órganos a través de la circulación, tales como corazón, hígado y pulmón; sin embargo, en ocasiones es asintomática.

Sin embargo existen síntomas que se pueden manifestar como: 

  • Dolor abdominal. Puede ser una molestia pasajera como un dolor punzante o retortijones que se alivian con ir al baño. 
  • Cambio en el apetito. Los parásitos necesitan alimentarse constantemente, esto hace que el cuerpo requiera de más alimentos pues ellos consumen la mayoría de los nutrientes. 
  • Diarrea. Cuando esta se presenta sin motivo aparente, puede ser síntoma de parásitos intestinales, puede presentarse con sangre o lombrices en las heces, cuando los parásitos salen en las heces, significa que hay demasiados y que necesitan ser liberados. 
  • Tos seca. Algunos parásitos suelen alojarse en el esófago, sobre todo cuando son larvas, esto puede provocar tos. 
  • Comezón. Sentir comezón en la zona anal es un síntoma claro de la presencia de parásitos intestinales.

Los expertos recomiendan la desparasitación dos veces al año en las zonas rurales y una vez al año en las zonas urbanas. Además de seguir las reglas básicas de higiene como: 

Lavarse las manos principalmente después de ir al baño y antes de consumir alimentos; no comer carne ni verduras crudas o frutas sin lavar; hervir el agua para beber por al menos un minuto, en especial cuando la ingieren lactantes y niños, así como no caminar descalzo o con calzado abierto en suelos de tierra o arena húmedos para evitar la uncinariasis.