Salud

Síndrome de fatiga crónica ¿qué es y cómo identificarla?

Las personas que lo padecen no son capaces de realizar actividades cotidianas y pueden ser confinadas a una cama. 

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa. Pixabay(Imagen de <a href=Małgorzata Tomczak en Pixabay)" data-full="/__export/1565716321354/sites/debate/img/2019/08/13/sxndrome_de_fatiga_crxnica_xqux_es_y_cxmo_identificarla_crop1565716140786.jpg_1219560648.jpg" data-size="w:1280,h:722" />

Foto ilustrativa. Pixabay | Imagen de Małgorzata Tomczak en Pixabay

México.- El Síndrome de Fatiga Crónica es una enfermedad que afecta a diversos sistemas del cuerpo, las personas que lo padecen no son capaces de realizar actividades cotidianas y pueden ser confinadas a una cama. 

El síntoma principal de esta enfermedad es una fatiga intensa que no se calma con el descaso y esta no es causada por otras enfermedades. Otros síntomas pueden incluir problemas con el pensamiento y la concentración, dolor y mareos. 

De acuerdo al Centro de Investigaciones del Sistema Nervioso (CISNE) esta enfermedad suele estar presente en un 2 a 4 por ciento de la población mundial y es más común en las mujeres. 

CISNE indica que se necesitan tres síntomas básicos para su diagnóstico como son: 

  • Una reducción significativa para poder realizar actividades personales cotidianas por más de seis meses
  • Los síntomas empeoran después de un esfuerzo
  • Sueño no reparador

También existen otros síntomas recurrentes, de acuerdo a Medlineplus, como son: 

  • Olvido, problemas de concentración, problemas para seguir detalles (también llamado "neblina cerebral")
  • Empeoramiento de los síntomas al estar de pie o sentado. Esto se denomina intolerancia ortostática. Usted se puede sentir mareado, aturdido o desmayarse al pararse o al sentarse. También puede presentar cambios en la visión o ver puntos.

El Centro de Investigaciones del Sistema Nervioso, destaca que se tienen que descartar primero otras enfermedades antes de emitir un diagnóstico sobre el síndrome de fatiga crónica y se tienen que realizar estudios de orina, sangre, líquido cefalorraquídeo, entre otras. 

Casi 1 de cada 4 personas con EIES/SFC están tan gravemente discapacitadas que no pueden levantarse de la cama o salir de su casa. Los síntomas pueden ir y venir en ciclos, e incluso cuando las personas se sienten mejor, pueden experimentar una recaída disparada por el ejercicio o una causa desconocida.

Al respecto, Clinica Mayo indica que los factores que pueden aumentar los riesgos de padecer síndrome de fatiga crónica son:

  • Edad. El síndrome de fatiga crónica puede ocurrir a cualquier edad, pero afecta con más frecuencia a personas de entre 40 y 50 años.
  • Sexo. Las mujeres reciben diagnóstico de síndrome de fatiga crónica con mucha más frecuencia que los hombres, pero quizás esto se deba simplemente a que las mujeres son más propensas a informar sus síntomas a un médico.
  • Estrés. La dificultad de manejar el estrés puede contribuir a la aparición del síndrome de fatiga crónica.

Las posibles complicaciones del síndrome de fatiga crónica comprenden:

  • Depresión
  • Aislamiento social
  • Restricciones en el estilo de vida
  • Aumento en las ausencias laborales