Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Sus primeras memorias podrían ser falsas

¿Puede usted fiarse de sus primeras memorias infantiles?  Quizá no, sugiere un nuevo estudio

Por: New York Times

Foto ilustrativa/ Pixabay.

Foto ilustrativa/ Pixabay.

Los recuerdos más tempranos de las personas por lo general se forman más o menos entre los 3 y los 3.5 años de edad, han mostrado investigaciones anteriores.

 Pero en una encuesta con más de 6,600 personas, unos científicos británicos encontraron que un 39 por ciento de los participantes afirmaban que tenían recuerdos de los 2 años de edad o antes, y algunas personas afirmaban que tenían recuerdos de cuando tenían 1 año o menos de edad.

Es probable que esos primeros recuerdos sean falsos, plantearon los investigadores.  Esto fue así particularmente entre los adultos de mediana edad y mayores.

Lee también: ¿Por qué no recordamos los primeros años de vida?

 En el estudio, los investigadores pidieron a los participantes que describieran su primera memoria y la edad en la que ocurrió. Se dijo a los participantes que debían estar seguros de se trataba de un recuerdo de algo que había ocurrido. Por ejemplo, no lo podía provocar una fotografía, una historia familiar ni ninguna fuente distinta de la experiencia directa.

 Entonces, los investigadores examinaron el contenido, el lenguaje, la naturaleza y los detalles de esas memorias tempranas y evaluaron los motivos probables de por qué las personas afirmarían tener recuerdos de una edad en que los recuerdos no se pueden formar.

 Muchas de esas memorias eran de los 2 años de edad o antes, lo que sugiere que no se basaban en hechos reales, sino en hechos o conocimiento sobre su infancia o niñez de fotografías o de historias familiares.

 Con frecuencia, esas falsas memorias son provocadas por un fragmento de una experiencia temprana, por ejemplo una carriola, las relaciones familiares o un sentimiento de tristeza, explicaron los investigadores.

 El informe se publicó el 18 de julio en la revista Psychological Science.

 "Sugerimos que lo que una persona que recuerda tiene en la mente cuando recuerda unas memorias ficticias e improbablemente precoces son… fragmentos recordados de una experiencia temprana y algunos hechos o conocimientos sobre su propia infancia o niñez", comentó en un comunicado de prensa de la revista la autora del estudio, Shazia Akhtar, asociada principal de investigación en la Universidad de Bradford.

 Además, más adelante se pueden inferir o añadir detalles, dijo Akhtar.

 Martin Conway, coautor del estudio y director del Centro de Memoria y Ley, de la Universidad de la Ciudad de Londres, dijo que "cuando observamos las respuestas de los participantes encontramos que muchos de esos primeros ’recuerdos’ con frecuencia se relacionaban con la infancia, y un ejemplo típico sería una memoria basada en un cochecito [carriola]".

 "Por ese motivo, este tipo de memoria podría haber resultado de que alguien dijera algo como ’mamá tenían una gran cabriola verde’. Entonces, la persona se imagina qué aspecto tendría. Con el tiempo, esos fragmentos se convierten en una memoria, y con frecuencia la persona comienza a añadir cosas como varios juguetes que tenía encima", añadió.

 "Algo crucial es que la persona que recuerda no parece saber que es ficticio", dijo Conway. "De hecho, cuando se les dice a las personas que sus recuerdos son falsos, con frecuencia no lo creen".

Foto: Pixabay

En esta nota:
  • Recuerdos infantiles
  • Primeros años