Salud

¿Tu corazón late muy rápido o muy lento?

Aunque esta afección no suele ser grave, si se complica puede causar la muerte

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa. Pixabay

Foto ilustrativa. Pixabay

Palpitaciones, falta de aire, fatiga, cansancios y desvanecimientos son algunas de los síntomas de la arritmia, una afección clínica que provoca anormalidades en el ritmo cardíaco, estas complicaciones generalmente son leves pero en casos extremos pueden llevar a una muerte súbita. 

El origen de la arritmia puede ser congénito sobre todo cuando afecta a personas muy jóvenes o hasta a adolescentes. La arritmia ocurre cuando el corazón no recibe los impulsos eléctricos adecuados para funcionar correctamente. 

Los síntomas evidentes de arritmia pueden ser:

  • Agitación en el pecho
  • Aceleraciones en los latidos del corazón (taquicardia)
  • Latidos del corazón lentos (bradicardia)
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Aturdimiento o mareos
  • Sudoración
  • Desmayo (síncope) o desvanecimiento

Las personas que padecen arritmias cardíacas deben realizar de manera periódica ejercicio físico y reducir la ingesta de sal, además no pueden consumir café o bebidas estimulantes y/o energizantes. 

También se aconseja dormir bien y evitar el estrés para aminorar el riesgo a presentar episodios frecuentes de esta afección que, insistió, puede ser mortal.