Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Tuve cáncer de mama ¿Puede regresar de nuevo?

Una investigación indica que las células del cáncer de mama contienen pistas moleculares que podrían permitir a los médicos predecir quién tiene un riesgo alto de sufrir una recurrencia

Por: New York Times

Tuve cáncer de mamá ¿Puede regresar de nuevo?

Tuve cáncer de mamá ¿Puede regresar de nuevo?

Saber con certeza cuáles pacientes con cáncer de mama vivirán libres del cáncer tras el tratamiento resulta difícil. Pero una nueva investigación indica que las células del cáncer de mama contienen pistas moleculares que podrían permitir a los médicos predecir quién tiene un riesgo alto de sufrir una recurrencia hasta 20 años más tarde.

Hace mucho que se sabe que las mujeres que reciben un tratamiento exitoso para el cáncer de mama aun así se enfrentan a un riesgo sustancial de recurrencia años más tarde. Pero no hay forma de determinar cuáles mujeres tienen un riesgo alto, y cuales probablemente no experimenten un regreso del cáncer.

Ahora mismo, los médicos pueden observar ciertos factores para tener una idea del riesgo de recurrencia de una mujer, apuntó Christina Curtis, una de las investigadoras séniores del nuevo estudio.

Tuve cáncer de mama, ¿puede volver?

Las mujeres con cáncer de mama ER positivo, por ejemplo, tienen unas mayores probabilidades de una recurrencia años tras el tratamiento. (Esto significa que el crecimiento del cáncer es fomentado por el estrógeno). Lo mismo sucede con el cáncer que se ha propagado a ganglios linfáticos múltiples en el momento del diagnóstico.

Pero esos detalles no cuentan toda la historia, dijo Curtis, profesora asistente de medicina y genética en la Universidad de Stanford.

"Lamentablemente, [los métodos actuales] no son tan precisos como nos gustaría", apuntó. "Hay una inmensa necesidad sin satisfacer".

En su estudio, Curtis y sus colaboradores observaron los expedientes médicos de más de 3,000 mujeres diagnosticadas con un cáncer de mama, incluso desde 1977. Los investigadores pudieron indagar los detalles moleculares del cáncer de casi 2,000 de esas pacientes, lo que incluía el nivel de actividad en ciertos genes vinculados con el cáncer, y la presencia de mutaciones genéticas particulares.

Cuando juntaron esa información, observaron que ciertos subgrupos de mujeres se enfrentaban a un riesgo alto de recurrencia a largo plazo.

Esto incluía a una cuarta parte de las mujeres cuyo cáncer original era ER positivo pero con la proteína HER2 negativa, un escenario común en el cáncer de mama.

En esa cuarta parte, las probabilidades de recurrencia en los próximos 20 años variaban entre un 42 y un 55 por ciento, mostraron los hallazgos.

De forma similar, una parte de las mujeres con un cáncer de mama "triple negativo" seguían teniendo un riesgo alto de recurrencia a lo largo de 20 años. El cáncer triple negativo no tiene receptores de estrógeno, de la HER2 ni de la hormona progesterona, y la mayoría de recurrencias ocurren en los primeros cinco años.

El Dr. Harold Burstein, oncólogo médico en el Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston, dijo que los nuevos hallazgos podrían "abrir una puerta" hacia una mejor personalización del tratamiento de las pacientes.

"Este estudio muestra el camino para comprender, con mucho más detalle, qué pueden prever las pacientes respecto a su riesgo de recurrencia", señaló Burstein, que no participó en el estudio.

Pero, advirtió, no es algo sobre lo que las pacientes podrán preguntarles a sus médicos mañana. Se necesita más investigación antes de que los hallazgos se puedan traducir en una prueba para el uso en la práctica cotidiana, indicó Burstein.

Curtis comentó que la esperanza es que cuando se diagnostique cáncer de mama a las pacientes, los médicos podrán analizar las señales de advertencia moleculares en sus tumores, y "estratificarlas por adelantado".

Si es probable que el cáncer de una mujer recurra en un futuro, eso podría cambiar su tratamiento.

Burstein apuntó a un ejemplo. La terapia hormonal, con fármacos que bloquean los efectos del estrógeno, es un tratamiento estándar para el cáncer ER positivo. Pero, apuntó, hay "controversia" sobre cuánto debe durar el tratamiento.

Si los médicos pudieran predecir mejor cuáles pacientes tienen un riesgo alto de recurrencia, quizá esas mujeres deban continuar la terapia hormonal más allá del estándar de cinco años.

Pero en este momento no se sabe si esa táctica de tratamiento cambiaría las perspectivas a largo plazo de esas pacientes, comentó el Dr. George Plitas, cirujano del cáncer de mama en el Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York.

"¿Cómo se incorporaría esto en la práctica clínica? Ahora mismo no está claro", dijo Plitas.

Dicho esto, apuntó a otra contribución de los nuevos hallazgos. Ofrecen información sobre la biología que ayuda a determinar si una mujer tendrá una recurrencia años más tarde. Y eso podría ayudar a los investigadores a desarrollar nuevos métodos de tratamiento para esas pacientes.

"Esto identifica vías moleculares potenciales para la intervención", añadió Plitas, que no participó en la investigación.

"Les digo a mis pacientes que vivimos en una época maravillosa", anotó. "Y este estudio resalta el hecho de que [el tratamiento] seguirá mejorando".

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 13 de marzo de la revista Nature.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre la recurrencia del cáncer de mama.

En esta nota: