Salud

Una lonchera saludable para el regreso a clases

Intente integrar a los niños en el proceso de crear sus almuerzos, lo que incluye comprar la comida y empacar (o ayudar a empacar) sus almuerzos

Por  New York Times

Foto: Pixabay(Imagen de <a href=RitaE en Pixabay)" data-full="/__export/1566679334733/sites/debate/img/2019/08/24/comida_saludable_para_el_regreso_a_clases_crop1566679241875.jpg_1797634786.jpg" data-size="w:1920,h:1083" />

Foto: Pixabay | Imagen de RitaE en Pixabay

Estados Unidos-. La planificación del regreso de sus hijos a la escuela este otoño debe incluir pensar sobre cómo ofrecerles unos almuerzos saludables de los que disfruten.

 Intente integrar a los niños en el proceso de crear sus almuerzos, lo que incluye comprar la comida y empacar (o ayudar a empacar) sus almuerzos. Esto les permite elegir sus propias opciones, y los ayuda a aprender sobre la nutrición, según Manisha Vaidya, dietista clínica en la Universidad de Alabama, en Birmingham. 

 Muchos supermercados ofrecen una variedad de frutas y verduras listas para empacar, además de fruta deshidratada y frutos secos sin sal, queso en porciones y yogures individuales, cajitas con humus y galletas, y sándwiches de atún y pollo. Oriente a sus hijos hacia esos productos de frutas, verduras, granos y proteínas para la compra del almuerzo y la planificación del menú.

 Una lonchera, una botella de agua y un termo de buena calidad, unos envases chéveres y algunos recipientes reutilizables ayudarán a que los almuerzos se mantengan frescos, lo que aumenta las probabilidades de que los niños coman una mayor parte de su almuerzo, según un comunicado de prensa de la universidad.

 Garantice la seguridad de los alimentos. Incluya una bolsa de hielo en la lonchera de su hijo si va a comer yogurt, un sándwich o verduras frescas, o frutas. Enseñe a sus hijos sobre la higiene de las manos, y a manejar y guardar la comida de forma segura.

Cree un plan de recompensas con su hijo para cuando se termine los almuerzos escolares y elija unos refrigerios saludables. Puede ser algo como un viaje a la librería, un día en el parque con un amigo, o una visita a la tienda de helado de yogurt el fin de semana.

Imagen de RitaE en Pixabay

 Haga que los almuerzos escolares sean divertidos. Después de hacer los sándwiches, deje que su hijo use moldes para galletas para crear porciones individuales y divertidas. Las frutas y las verduras son más apetecibles para los niños cuando tienen formas divertidas y están en porciones individuales.

 En días al azar, sorprenda a sus hijos con artículos como una nota alegre, una tira cómica, o una galleta de la suerte en la lonchera. El último día de cada mes, incluya un pequeño premio del bazar en la lonchera.