Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Virus que no respeta sexo

La i

El Papiloma Humano es un virus que se contrae por transmisión sexual. Hoy en día son más las personas portadoras de este virus, expresa el ginecólogo de Mi Salud, Carlos Manuel Aranzubia Sainz.

Padecimiento. La enfermedad antes citada se manifiesta de diferentes maneras y existen diferentes tipos de papiloma. "Alrededor de 100 variedades, desde las que producen lesiones en la piel, las verrugas vulgares o comunes que aparecen en cualquier parte del cuerpo; pero existen otros que son las verrugas genitales, que son producidas también por el virus", comenta el especialista, quien señala que las verrugas se transmiten sexualmente, y afecta al hombre y a la mujer, apareciendo en los genitales de ambos.

Cifras. Existen otras variedades de virus de papiloma que por su agresividad pueden ocasionar cáncer. "70 o el 80 por ciento de cáncer cervicouterino que se da en el cuello de la matriz de la mujer es ocasionado por el virus papiloma humano", comentó el ginecólogo e indicó que no quiere decir que todos los cánceres de la matriz son ocasionados por el virus.

El virus activo. Una forma de saber si el virus está activo es por medio de las verrugas genitales. Si nota presencia de algunas de estas en sus partes privadas de su cuerpo es porque tiene activo el virus. Una de las mayores preocupaciones de las personas es que al escuchar el virus del papiloma humano ya lo asocian con que tienen cáncer, asegura el doctor de Mi Salud e indica que el 70 por ciento de las lesiones del virus del papiloma se curan por si solas, eso quiere decir que no necesitan un tratamiento, pero el otro 30 por ciento que el cuerpo no rechazó, el virus puede evolucionar hacia un cáncer, por tal motivo es necesario la vigilancia y que asistas con el ginecólogo una vez al año para hacerte los estudios necesarios.

Precaución. La vacuna se recomienda poner entre más joven la niña mejor, argumenta Aranzubia Sainz. "Se recomienda poner la vacuna a menores de 9 años hasta los 35 años de edad. El fin de la inyección es proteger contra el virus del papiloma y proteger para que no se desarrolle un cáncer."

El hecho de que una paciente se ponga la vacuna no quiere decir que ya está protegida y nunca será contagiada, tiene que estarse revisando constantemente, indica el médico.