Salud

Vitamina A convierte la grasa blanca en marrón para eliminarla más fácil

La vitamina A ayuda a  transformar la grasa blanca a marrón, lo que la convierte en más fácil de eliminar sobre todo en tiepo de frío

Por  Juan Leyva

La vitamina A puede ayudar quemar las grasas en tiempo de frío.(Pixabay)

La vitamina A puede ayudar quemar las grasas en tiempo de frío. | Pixabay

El uso de vitamina A durante los días fríos en los que se hace ejercicio puede ayudar a aumentar la quema de grasa, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Médica de Viena. El estudio encontró que la vitamina A durante los días fríos puede ayudar a convertir la grasa blanca en marrón, lo que mejora la facilidad para quemarse. 

El estudio fue dirigido por Florian Kiefer y publicado en la revista Molecular Metabolism en la que se indica que la vitamina A podría formar parte de una terapia para la obesidad en climas fríos. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El especialista dijo que los humanos generalmente presentan dos tipos de grasas del tejido adiposo: las blancas y las marrones. La blanca constituye el 90 por ciento de la grasa corporal, esta generalmente se encuentra en la parte del abdomen y la parte superior e inferior de los muslos mientras que la grasa marrón se activa durante la temporada de frio para mantener la temperatura corporal a índices normales.

Se encuentra en cantidades limitadas en el cuerpo, pero se encontró que la ingesta de vitamina A durante la época de frío puede ayudar a que la grasa blanca se convierta en marrón y que sea más fácil utilizarla como energía para quemarla.  

En el estudio con ratones se encontró que cuando la vitamina llega a las células del cuerpo gracias la acción del retinol pero cuando se bloquea mediante la manipulación genética, el proceso de producción de vitamina A debido al frío y el pardeamiento de las grasas se pierde en ratones ya que los ratones pierden su capacidad de protegerse contra el frío a medida que se obstaculiza la función de la vitamina A. 

En los humanos en cambio se encontró que la vitamina A viaja a los glóbulos blancos que ayuda a mejorar el proceso de pardeamiento de las grasas conduciendo a una mayor actividad metabólica y al consumo de energía.  

La Universidad de Kiefer dijo en un comunicado que la vitamina A tiene un papel más importante del que se pensaba en el proceso de la pérdida de grasa afectando al metabolismo energético de todo el cuerpo. 

Aún con estos descubrimientos, la universidad no recomienda el consumo de vitamina A en grandes cantidades, especialmente si la vitamina A no es prescrita por algún médico. Este estudio puede ayudar a que la vitamina A pueda ser empleada para ayudar a desarrollar nuevas terapias para perder peso durante la temporada de frío

Alimentos con vitamina A. La vitamina A es útil para prevenir la ceguera y otras enfermedades de los ojos como los ojos secos e inflamación ocular. Se estima que un adulto promedio necesita un total de 5000 UI de vitamina A por día. Para que se llegue a este nivel óptimo de consumo se deben incluir alimentos ricos en vitamina A:

Alimentos con vitamina A 

Zanahorias. Contiene beta-carotenos, compuestos de acción previtamínica que se activan dentro del organismo para dar lugar a la vitamina A. 

Lechuga. Los alimentos verdes contienen gran variedad de nutrientes para el cuerpo. En este caso la lechuga tiene mucha vitamina A, una taza de lechuga puede contener hasta 362 UI de vitamina A. 

Patata dulce o camote en México. Una batata mediana proporciona un increíble 438% del requerimiento promedio de vitamina A de un adulto.

Hígado de pavo. Un hígado de pavo de 100 gramos que aportan un increíble 1.507% del valor diario recomendado de vitamina A.  

Calabaza. La calabaza color naranja o amarilla es alta en betacarotenos, una porción de calabaza en cubos contiene mas del 400 por ciento del valor diario de vitamina A recomendado. 

Los tomates, espinacas, melocotón, papaya, pimientos rojos, dientes de león, hígado de res, harina de avena, chícharos verdes, melón, col rizada, hojas de mostaza, leche entera, mangos, pimentón, pimienta roja, aceite de hígado de bacalao, también son ricos en vitamina A. 

Precaución con la vitamina A

La vitamina A, D, E y K que se consumen en forma excesiva o sin recomendación médica, pueden tener efectos adversos en la salud y causar la hipervitaminosis al acumularse en los tejidos grasos. 

La hipervitaminosis puede hacer que se tengan padecimientos gastrointestinales, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor de huesos, problemas con la visión, fatiga y/o de debilidad. Ante estos síntomas, indicó Fajardo Flores, es necesario acudir a consulta y referir al médico si se ha ingerido algún tipo de vitamínico comercial.   
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo