Salud

¡Ya no, 2020! Estudios demuestran que el covid-19 daña el cerebro

Un grupo de investigadores de Institutos Nacionales de Salud en EEUU determinaron cómo el covid-19 afecta los vasos sanguíneos del cerebro

Por  Juan Chaidez Aispuro

Estudio demuestra que el coronavirus daña el cerebro(Foto: EFE)

Estudio demuestra que el coronavirus daña el cerebro | Foto: EFE

Un estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos determinó que el covid-19 puede causar daños e inflamación en los vasos sanguíneos del cerebro, según New England Journal of Medicine.

Detallaron que esto pasa como respuesta del organismo ante el estrés provocado por la enfermedad infecciosa, ya que en los tejidos que fueron analizados no se encontró rastro del virus SARS-CoV-2.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Lo que sugiere que el daño no fue causado por un ataque viral directo al cerebro", resalta el texto.

El estudio fue hecho en el cerebro de 19 personas muertas por la cepa de coronavirus antes mencionada, arrojando en cada uno de ellos "marcas de daño" sistémicas, generadas por adelgazamiento y fugas de en los vasos sanguíneos.

El líder del estudio, Avindra Nath, consideró que los resultados obtenidos pueden colaborar en el desarrollo de mejores tratamientos contra la enfermedad infecciosa que atiendan "todo el espectro de problemas que pueden sufrir los pacientes".

Todo lo anterior toma mayor sentido al considerar que a pesar de ser una enfermedad respiratoria, las personas contagiadas de covid-19 presentan problemas neurológicos, como dolores de cabeza, delirio, disfunción cognitiva, mareos, fatiga o pérdida del sentido del olfato, incluso en ocasiones pueden sufrir derrames cerebrales.

Tras análisis muy particulares sobre los bulbos olfativos y el tronco cerebral, zonas consideradas como las más sensibles ante el coronavirus, se obtuvieron manchas brillantes y obscuras en las resonancias magnéticas.

Estos resultados indican en el primer caso, inflamación, y en el segundo, hemorragias. Esto motivó a que realizaran pruebas usando microscopio, encontrando que las zonas brillantes tenían vasos sanguíneos delgados, que en ocasiones filtraban proteínas de la sangre al cerebro. Esto "parecía desencadenar una reacción inmunológica".

Por otro lado, las áreas obscuras contenían vasos sanguíneos coagulados y con fugas, pero sin respuesta inmunológica, lo cual sorprendió a los investigadores, pues hallaron zonas de daño usualmente relacionadas con derrames cerebrales y enfermedades neuroinflamatorias.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo