Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Inyectarse botox, solución de una mujer para dejar de sudar

El procedimiento fue doloroso y costoso, pero la mujer dijo que era lo mejor que pudo hacer

Por: El Debate

Foto ilustrativa/Freepik. Las inyecciones deben ser en áreas específicas del cuerpo.

Foto ilustrativa/Freepik. Las inyecciones deben ser en áreas específicas del cuerpo.

La sudoración o transpiración es el proceso natural por el que se libera un líquido salado a través de las glándulas sudoríparas y ayuda al cuerpo a mantenerse fresco. Algunas personas sudan poco y otras en exceso. 

Aunque existen tratamientos o antitranspirantes para no sudar en exceso, una mujer decidió ir más allá; inyectarse botox para dejar de sudar. 

Ella es Kenya Méndez, a quien el 2012 le fue diagnósticada hiperdrósis, enfermedad que llegó con el aumento de hormonas de la primera menstruación. Por años buscó una solución a su enfermedad, utilizó varios tratamientos médicos pero no funcionaron

A sus 25 años de edad encontró un tratamiento que podría funcionar: inyectarse botox, aunque le advirtieron que sería doloroso. El primer intento conllevó a un gasto de 15 mil pesos y 15 pinchazos de botox en las axilas, pero no dio resultado. 

Fue en un segundo intento con otro médico cuando por fin pudo ver un resultado, pero ahora con el doble de dolor; fueron 30 pinchazos en zonas específicas. Kenya tuvo que permanecer dos hroas de pie durante el procedimiento. El resutado se vio un día después y sólo gastó ocho mil pesos. 

El tratamiento tendrá que repetirse cada seis meses para que el resultado sea de por vida.

La hiperhidrosis

 Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas. La sudoración incontrolable puede llevar a una molestia significativa, tanto física como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, pies y axilas, se llama hiperhidrosis primaria o focal. En la mayor parte de los casos, no se puede encontrar la causa. Parece ser hereditario.

Si la sudoración sucede como resultado de otra afección médica, se llama hiperhidrosis secundaria. La sudoración puede presentarse en todo el cuerpo o solo en una zona. 

La sudoración

Una persona nace con aproximadamente 2 a 4 millones de estas glándulas, las cuales comienzan a volverse totalmente activas durante la pubertad. Las glándulas sudoríparas de los hombres tienden a ser más activas. 

La sudoración es controlada por el sistema nervioso autónomo, la parte del sistema nervioso que no está bajo su control. La sudoración es la forma natural del cuerpo de regular la temperatura.

Las situaciones que pueden hacerlo sudar más incluyen:

  • Clima cálido
  • El ejercicio
  • Situaciones que las ponen nerviosas, furiosas, avergonzadas o temerosas
  • La sudoración excesiva también puede ser un síntoma de menopausia.
En esta nota:
  • Hiperdrosis
  • Sudoración excesiva